Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Cómo crear tu propia marca de smartphones con Android, en sencillos pasos

Por el 26 de febrero de 2016, 13:51

Nunca fue tan fácil vender teléfonos con tu marca. Una cadena de eslabones e intermediarios te dan todo hecho. La pregunta es: ¿podrás sacar beneficio?

Cómo crear tu propia marca de smartphones con Android, en sencillos pasos
Shutterstock

Así que quieres construir tu propia marca de smartphones Android, es entendible. Todos los años se venden cientos de millones de smartphones, y tú quieres un trozo del pastel. Podrías conseguir lo que estos fabricantes no saben, podrías enseñarles el camino y hacer una gama de terminales a buen precio que tengan todas las funcionalidades que el público necesita. Pero ¿por dónde empezar? Tener tu propia marca de smartphones y smartwatches es, gracias a Shenzhen, sorprendentemente fácil.

En los últimos años, y al calor de un mercado creciente financiado por los grandes gastos e inversiones de los principales fabricantes, el ecosistema electrónico-empresarial del sur de China han traído al mercado una facilidad tremenda para que cualquiera tuviera oportunidad de revender modelos y diseños ya predefinidos. Muchas marcas empezaron así y han evolucionado hacia un modelo propio o híbrido.

Buenas, quisiera 10.000 smartphones de 49,5$

El M550 de Epudo, puedes usarlo de base.

El M550 de Epudo, puedes usarlo de base, a menos de $50 la unidad. 5" 720p, 8 GB de almacenamiento, 1 GB de RAM y un Mediatek QuadCore (6735)

Lo primero que necesitamos es un socio fabricante, o montador. Es básicamente el que pone los contactos y el trabajo, creando —a través de otros socios— el terminal que tú quieras. Normalmente estas empresas, hay cientos de ellas, tienen ya una docena —o dos, o tres— de modelos ya predefinidos que puedes elegir: ya tienen un procesador, memoria, cámaras, pantalla y todo elegido. Tú solo tienes que confirmar cómo quieres personalizarlo.

Una escalera de intermediarios e impuestos convierten un terminal con un coste de $25 en uno de $75 puesto a la venta

Normalmente te dejarán personalizar algunas cosas de base, mientras la relación crece. Durante los primeros pedidos, estos fabricantes solo te dejarán personalizar el exterior con tu logo en la parte exterior del terminal que será situado en la parte trasera y/o la anterior. También suele haber diferentes colores disponibles, pero no esperes gran variedad, tintar el plástico requiere una maquinaria concreta, y muchos fabricantes optan por ofrecer unos acabados muy concretos, normalmente blanco o negro.

Durante el Mobile World Congress Hipertextual ha podido sentarse a charlar relajadamente con muchos miembros de las dos partes de la industria, fabricantes y distribuidores, para analizar cómo funciona este sector de la industria.

Pedidos de dos, cinco o diez mil terminales bastan para arrancar una relación próspera. Hay opciones con un valor que va desde los 20$ por unidad hasta más allá de 150$, si quieres subir, es casi mejor que consigas un terminal hecho a medida, con un chasis personalizado, y ahí las cosas se complican mucho.

El software, una versión relativamente reciente de Android. Ninguno ofrecía Android M "de momento" pero "están trabajando en ello". Tenemos Android Lollipop 5.0 y 5.1 por parte de todos los fabricantes con los que hablamos, incluyendo Google Play Services. Ellos se encargan de la licencia, o mejor dicho, sus socios que van inmediatamente antes en la cadena lo hacen. Al final, para cuando el dispositivo llegue a manos del cliente —normalmente el distribuidor, en este caso nosotros— no es el vendedor final, quedan varios pasos hasta que llega al cliente.

Elige el modelo, tus apps, tu logo, tu animación de inicio, tu fondo de pantalla, el diseño de la caja y listo. Firme aquí, son $500.000. En 80 días tendrá usted varios containers llenos de smartphones. ¿Listo para competir con Samsung y Apple?

Nuestros nuevos socios también nos permiten seleccionar los fondos de pantalla establecidos, la animación de encendido, las aplicaciones que queremos pre-instaladas, etc. Ninguno de los fabricantes con los que habló Hipertextual confirmó tener opción para instalar alternativas como Cyanogen, pues "requieren licencias adicionales" o un simple "no podemos" dicho en un inglés roto. La razón más probable es que muchos no son realmente un eslabón más y su proveedor no se lo permite.

"¿Podríamos visitar la fábrica antes de hacer el pedido?" Preguntamos, lo cual requiere un pre-acuerdo anterior para 10.000 unidades. "Normalmente a nuestros clientes no les hace falta visitar la fábrica", nos explican, suelen ser compradores habituales o que se basan en contactos personales que intercambian contactos entre fabricantes del sur de China y distribuidores de todo el mundo. "Los mejores fabricantes de toda China", grita un israelí con fuerte acento en inglés, mientras me mira sonriendo al entrar en el stand de nuestro fabricante. Son viejos conocidos, "llevamos años trabajando con ellos, vendemos en todo Oriente Medio a diferentes operadoras locales y regionales".

Inicialmente los pedidos pueden ser de 5.000 o 10.000 unidades, con el pago por adelantado. La entrega es, tan solo, entre 30 y 40 días desde que haces el pedido. Es extremadamente fácil tener tu propia marca de smartphones.

Qué hacer con varios contenedores llenos de smartphones en China

Ahora  tenemos uno o varios  contenedores llenos de smartphones en  el puerto de Shenzhen.

Ahora tenemos uno o varios contenedores llenos de smartphones en el puerto de Shenzhen. — Shutterstock

Después de realizar tu pedido, el fabricante y tú organizáis una recogida en su fábrica. 25 palés —no refrigerados— de estándar europeo llenos de los modelos de smartphone que has elegido. Contrataremos entonces a una agencia que nos complete el flete de la mercancía, en este caso optamos por la vía marítima, que con el precio de los combustibles está muy barato. Grandes empresas como Apple o Samsung, que necesitan mover millones de smartphones en cuestión de días, contratan flotas de aviones a DHL o UPS que realizan el abastecimiento original antes de un lanzamiento.

El viaje de nuestros smartphones. Un crucero de 32 días por el Mar de China, el Índico, el Mar Rojo y el Mediterráneo.

El viaje de nuestros smartphones. Un crucero de 32 días por el Mar de China, el Índico, el Mar Rojo y el Mediterráneo.

El flete de un container entre el puerto de Shenzhen y el de Valencia, España, es de unos 350€, según fuentes portuarias consultadas por Hipertextual. A lo que hay que sumar tasas administrativas del puerto local de salida, del puerto de llegada, costes del despacho, gestiones, cargos de seguridad y seguros extras, que nos dejan el precio en unos 2.000 a 2.500€ por cada container. Tendremos nuestros smartphones listos en el puerto de Valencia entre 31 y 33 días. Aunque parezca que lo más difícil ya está hecho, te equivocas. Toca pagar el IVA por los productos, el 21% del valor declarado en caso de España. La Unión Europea tiene aranceles muy relajados para productos electrónicos, en este caso son del 0%, eso que te llevas.

Cómo distribuir diez mil teléfonos

Ahora toca distribuir los teléfonos.

Ahora toca distribuir los teléfonos — Shutterstock

Esto ya es cosa tuya. Seguramente hayas aprovechado los más de dos meses desde el pedido para asegurarte unos compradores a los que distribuir tus terminales, al fin y al cabo eres un distribuidor, ¿no crees? Es fácil, créeme. Desde el puerto puedes contratar agencias de transporte que realicen la apropiada distribución por ti, el coste de la distribución minorista es alto. Te costará más enviar los palés llenos de smartphones de Valencia a Madrid, por ejemplo, que de lo que te han costado traerlos desde China.

Si has sido listo con tus contratos de ventas, habrás negociado que sean tus compradores los que se encarguen del siguiente tramo de la distribución. Si has conseguido que el 30% de tus nuevos smartphones los compre una gran superficie, vendiste otro 30% a una operadora y el 40% a otro distribuidor que se encarga de moverlos entre sus pequeñas tiendas de barrio, enhorabuena, tienes una cartera variada.

Pero ahora quieres crecer

Vas  a necesitar crear una   campaña de marketing.

Vas a necesitar crear una campaña de marketing. — Shutterstock

La cosa sigue complicándose entonces. Si quieres pasar de, digamos, vender 10.000 a vender 50.000 smartphones, necesitarás contratos de suministro con más clientes. Necesitarás una presencia online para venderlo directamente y quedarte con su parte del pastel, pero, sobre todo, necesitas una campaña de marketing.

Necesitas que la gente sepa que existan primero tus smartphones, necesitas darles motivos. Una campaña de marketing y comunicación para que la prensa sepa que existe, con el envío de notas de prensa, compra de espacios publicitarios y más añadirá varios miles de euros a tu factura, que tendrás que añadir como coste a cada terminal que vendas.

Por eso empieza a importar el volumen, si consigues distribuir cinco veces más smartphones, podrás dividir el coste de la campaña de publicidad entre más terminales, abaratándolos.

Recuerda que no estás solo. Has necesitado unas reuniones, y quizá un acuerdo con un banco para un par de líneas de crédito, o un préstamo de negocios, pero otros están haciendo exactamente lo mismo que tú. Hay más de 1.000 empresas en todo el mundo haciendo lo mismo que tú, un número que aumenta en el tiempo. Todos luchando por rascar un par de dólares en cada terminal vendido, ¿serás capaz?

Más de: ANDROID, CHINA

Recomendados