Hace un mes comentábamos cómo Netflix estaba cumpliendo con su palabra y bloqueaba varios servicios de VPN y DNS que utilizan los clientes australianos para acceder al contenido de otros países, principalmente el de Estados Unidos.

Este tipo de servicios ha tenido un crecimiento altísimo durante los últimos años al calor de Netflix, cuya expansión elevaba la demanda de los mismos. Su relativa facilidad y la mejora del catálogo de Netflix —y otros servicios de streaming como HBO Go o las cadenas de televisión— en determinados países con respecto a otros, hacían atractivo para muchos usuarios el pago. Es, y era, el impuesto a pagar para saltarse las restricciones puestas por abogados y contratos kilométricos.

Hipertextual ha podido verificar que el bloqueo está activo con varios servicios de VPN, y que algunos de los sistemas de cambios de DNS también están ofreciendo problemas de forma intermitente desde el viernes.

Todos perdemos con estos bloqueos: creadores de contenido, usuarios y el propio Netflix.

Netflix se beneficiaba en cierto sentido de esta práctica, pues conseguía usuarios que de otra forma seguirían felizmente pirateando el contenido. Los únicos que lo veían mal eran las empresas distribuidoras del contenido, que habían licenciado el contenido en un determinado país, y veían como sus habitantes optaban por verlo licenciado por otra empresa en otro país, camuflando su origen de forma técnica.

¿Los perdedores de toda esta campaña? Todos. Los usuarios perdemos contenido, Netflix perderá clientes, y los creadores y distribuidores —los que han puesto el grito en el cielo— pierden público, que volverá a la piratería en masa si estas medidas de bloqueo siguen aumentando.

Mientras tanto, los creadores de estos servicios anuncian que todo será temporal y que pronto ofrecerán formas alternativas para que sus clientes puedan seguir accediendo al contenido internacional que ellos quieran. Algunos de los usuarios con los que ha hablado Hipertextual reportan que un simple cambio de servidor hacia otro en su VPN soluciona el bloqueo. Y esa será la guerra que tendrá que mantener Netflix: una carrera del gato y el ratón sin final a la vista, bloqueando servidores mientras surgen otros constantemente.

Desde Hipertextual nos hemos puesto en contacto con Netflix y varios servicios de VPN y DNS para obtener declaraciones. Actualizaremos el artículo cuando obtengamos respuesta.

Respuesta de GetFlix: "Somos conscientes del problema y nuestros ingenieros de redes están supervisando cada canal de transmisión de Netflix 24/7 en diferentes regiones"

Actualización: Netflix no ha querido hacer más declaraciones de las ya expresadas en su anterior mensaje público.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.