Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

La infección del VIH, en un vídeo a vista de microscopio

Por el 11 de enero de 2016, 14:16

Un equipo ha grabado el que es uno de los procesos más terroríficos de la naturaleza para el ser humano: la propagación del virus del VIH, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, a través del cuerpo.

La infección del VIH, en un vídeo a vista de microscopio

¿Cómo se propaga un virus a través del cuerpo? El VIH, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (también conocido como Sida), es un virus cada día más conocido. Lo que no evita que todavía no conozcamos muchos de sus matices. Recientemente, en un interesante estudio, los investigadores Sewald y Mothes, de la Universidad de Yale, han conseguido grabar al virus extendiéndose por el cuerpo en tiempo real. El virus, que se observa en color verde fosforescente, se reproduce e infecta a otras células a una velocidad verdaderamente inquietante. Con este estudio el grupo quiere esclarecer algunos puntos más sobre la forma de actuar de uno de los virus más famosos de nuestra historia contemporánea, así como una de las enfermedades más terribles que conocemos.

Así se propaga el VIH

Para poder realizar este impresionante vídeo, los investigadores infectaron a ratones especialmente preparados en el laboratorio con un virus marcado. Esto quiere decir que contiene una molécula fluorescente preparada concretamente para el experimento. Pero eso no es suficiente. Además de el virus especial, hace falta una técnica llamada "microscopía de excitación de dos fotones" para poder grabar lo que ocurre en el interior. En concreto, hasta un milímetro en el interior del cuerpo de los ratones. De esta manera se puede observar un organismo vivo, lo que es de por sí bastante difícil (y necesario muchas veces) en el mundo de la biología.

Lo que se ve en los dos vídeos, es básicamente al virus cómo entra en primer lugar y se une a macrófagos, glóbulos blancos del sistema general de defensa de los organismos. Su función es, básicamente, comerse a cualquier posible peligro para el cuerpo. Sin embargo, tal y como muestra el estudio, el VIH utiliza una proteína particular para "secuestrar" estas células. Una vez que se reproduce y se extiende, en el segundo vídeo podemos ver como el virus pasa a infectar a los linfocitos B del bazo, células encargadas de la defensa especializada. A partir de ellos, el cuerpo puede reaccionar con anticuerpos específicos para infecciones concretas. Esta es la base de nuestra capacidad de superar numerosas enfermedades. Y es también nuestro talón de aquiles contra el VIH.

¿Qué es el Sida?

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, como ya os contamos, es una enfermedad que provoca una incapacidad de nuestro organismo a defenderse de los agentes infecciosos externos. Es decir: virus, bacterias, y otros agentes que pueden hacernos daño. De esta manera, el VIH desarma el sistema de defensa de forma que hasta la infección más sencilla e inofensiva puede suponer un problema letal. Como comentábamos antes, el VIH es un virus un tanto complejo y que posee dos partes fundamentales: un núcleo donde guarda su material genético y una envoltura o cápsida. Ésta última contiene los elementos que se une a los linfocitos. Una vez dentro de los linfocitos, el virus utiliza la maquinaria celular para reproducirse.

El Sida, en realidad, es la manifestación de la presencia del virus VIHEntonces, la célula muere y libera una carga creciente de nuevos virus, los cuales infectan otras células. En el caso del Sida, tal y como hemos visto, estos virus se unen a nuevos linfocitos, acabando con la efectividad del sistema inmune. El Sida, en realidad, es la manifestación de la presencia del VIH. Sin embargo, tal vez una de las cuestiones más inquietantes sea que el virus puede permanecer en el cuerpo del hospedador sin llegar a manifestarse durante años (o nunca). De pronto, un día, el virus comienza a actuar, matando el sistema inmune. Todavía no entendemos cómo o cuáles son las razones exactas de que esto ocurra. Pero cada día tenemos un paso nuevo aún más claro.

Luchando contra el VIH

Actualmente existen varios tratamientos que ayudan a luchar contra el Sida (controlando el VIH). Se denominan terapias antirretrovirales, nombre que hace referencia al VIH que es en realidad un retrovirus. Este tecnicismo solo explica el proceso que tiene de replicarse el virus una vez infectada la célula. Los medicamentos se suelen usar en combinación debido a que por si solos no son efectivos y pueden resultar en una mutación peligrosa del virus. Por ello, la mezcla de fármacos actúa específicamente sobre varias moléculas empleadas por el virus para reproducirse.

Las primeras terapias eran muy, muy agresivas, ya que actuaban sobre el mismo mecanismo de replicación celular de nuestro cuerpo (bueno, en partes concretas). Esto provocaba que el cuerpo, en sí, no funcionara correctamente. Sin embargo, a medida que vamos descubriendo nuevas formas de actuación del virus, conocemos nuevos mecanismos concretos con los que podemos tratar de combatir la enfermedad de una manera más específica y segura. Mecanismos como los observados por el grupo de investigación de Yale, que ha grabado en vídeo el que es probablemente uno de los procesos más terroríficos para el ser humano de la naturaleza.

Más de: RETROVIRUS, SIDA, VIH

Recomendados