La vida en el sofá, startups para conseguir cualquier cosa desde el smartphone

El mundo de las startups ha venido para quedarse. Ha venido también para encontrar ese hueco, o nicho, que otros antes no habían dilucidado y, si pueden, mejorar nuestra vida. Y si bien todas ellas quieren aprovechar su hueco en la cadena comercial, y la alta conectividad que se tienen los usuarios, hemos alcanzado un punto en el que, sin movernos prácticamente, podemos tenerlo todo. A través de un smartphone podemos estar plenamente controlados y no morir en el intento si lo que queremos es no salir de casa y, prácticamente, del sofá.

Desde el sofá de casa podremos controlar que se hagan todas las tareas de limpieza de nuestra casaEntremos en situación y no pensemos en los gastos, que eso ya vendrá luego. Un día aleatorio de la semana suena el despertador. No uno cualquiera, aquellos aparatos con manillas pasaron a la historia. Ahora necesitamos uno que nos obligue a levantarnos, y si es posible de buen humor, como es el caso de Wake Up Light que lo hace de forma escalonada. Si además nos monitoriza durante la noche mucho mejor, solo para saber cómo hemos dormido y cuanto; Sleep o Sleep Time que "te estudian" y te despierta en la fase óptima de tu ciclo de sueño.

Bien, lo hemos conseguido y ya estamos fuera de la cama. No la hagas, que de eso ya nos vamos a encargar luego. Las cuestiones de higiene, sentimos decirlo, aún corren de tu cuenta. Ya situados en el sofá, del que solo tendrás que levantarte para abrir la puerta de casa, empieza lo mejor. La comida más importante del día, el desayuno, corre a cargo de enviodesayuno.com; como su propio nombre indica, se encarga de servirnos lo que necesitemos para nuestra primera, y completa, comida del día a la hora que necesitemos.

Una vez completado el proceso hay que ponerse con las tareas de casa, que luego por la tarde dan más pereza. Pero no te muevas del sofá, que en este caso se cumple la norma de que lo hagan otros por mí. Alguien de GetYourHero o Clintu, contratado a través de nuestra aplicación del móvil, vendrá a casa y se encargará de todo lo que has ido dejando tirado por ahí. Como una madre vamos, pero sin discutir por lo sucio que eres.

La ropa sucia ya es otro cantar. Para ello necesitaremos una aplicación diferente en nuestro smartphone: Mr. Jeff viene a casa a por la ropa y te la trae limpia 48 horas después.

La comida, un asunto complicado

En este caso, tenemos dos opciones muy diferentes. Si lo que no nos apetece es cocinar, que suele ser lo más común, la lista de startups que nos traen cualquier cosa a domicilio es prácticamente interminable. Los ya consabidos Just Eat y La Nevera Roja, con su particular drama conjunto, Take Eat Easy con una oferta quizá más variada y curiosa por sus repartidores en bicicleta. O el caso de ikiOra con una carta de marcas muy comerciales.

Pero ayer comí algo que salió de una caja, y también cené algo que salió de otra. Demasiadas basura acumulada en la cocina si no fuese por los que han En el mundo de la comida podemos pedirla ya hecha, que nos llenen la nevera o, incluso, compartirlavenido antes a limpiar...

Hoy me apetece que me cocinen. Mi madre no está disponible, pero no tiene que cundir el pánico porque hay otra startup que viene al rescate. Take a Chef compra los ingredientes, cocinan en mi casa, me lo sirven y limpian todo. Rico y sano. Y sobre todo cómodo, porque la nevera es prácticamente un solar; lo que nos recuerda que es un buen momento para hacer mi compra semanal a través de otra de las aplicaciones que están a mi disposición. Yo Como Bien nos trae la compra a casa en base a las recetas que queremos hacer, y que amablemente ya nos facilitan ellos. Si somos más tradicionales, cualquier supermercado tiene su propia web de compra, pero como esto va de startups pues también nos podemos quedar con Comprea, que es mucho más fácil de usar y con más descuentos que las oficiales. Con esto tendremos suficiente para una cena completa para unos cuantos días; la cual, si somos buenos cocineros, podremos compartir con otros comensales a través de Vizeat.

Sin embargo, y pese a nuestras buenas intenciones alimenticias, lo más seguro es que durante nuestros días de trabajo no tengamos tiempo de cocinar. Tras una reserva a mitad de precio en El Tenedor para una comida importante, es un buen momento para gestionar el menú semanal casero con Wetaca; una startup que nos trae el menú contratado a cualquier sitio que necesitemos.

Gestiones varias desde el sofá

Una siesta reparadora siempre ayuda a cualquiera, para esto tampoco hay startup, lo sientimos. Tras una rápida revisión de las redes sociales y demás conexiones con el mundo, quizá hagamos un poco de ejercicio. Para mantener la forma. No pienses en que debemos salir a esos concurridos gimnasios, nos vale con quedarnos en el salón de casa. Runtastic o 8Fit no solo nos proporcionan tablas de ejercicios, también nos asesoran y dan consejos en las mejores dietas que debemos llevar.

Relajamos la mente, y nos ponemos al día con alguna de las series que seguimos, en las diferentes opciones de televisión a la carta que tenemos disponibles: Netflix, usando además Getflix que nos permite acceder al catálogo de Netflix a nivel mundial, Amazon, Wuaki, o qué demonios, YouTube, cualquiera vale. Y mientras, nos metemos a Wallapop para ver cómo va la venta de algunos trastos que tenemos por casa, y no vamos a volver a usar. Además de mirar algunos juegos de segunda mano en los que estamos interesados.

En un cálculo estimado, el precio de usar todas aplicaciones en un día llega a costar casi 200 eurosAdemás, acabamos de acordarnos de que mañana vamos a necesitar el coche, pero está sin gasolina y no hay nada peor en este mundo que ir a repostar. WeFuel al rescate que, simplificando su servicio, lo que hace es que a través de la app decimos dónde se sitúa el coche y nos traen la gasolina. Aunque esto solo puedes hacerlo en Silicon Valley, de momento.

A todo esto tenemos que sumarle que necesitamos hacer algunos encargos: comprar un videojuego y un regalo de cumpleaños. Lo necesitamos ya, por lo que las tiendas on-line no nos sirven. Nuestro recurso, que nunca falla, es llamar a Glovo o Warever, que por un módico precio traen a casa lo que queramos.

Y si todo esto falla, o si también nos da pereza entrar en cada una de las diferentes aplicaciones, siempre podemos acudir Yexir a través de WhatsApp, que se encargará de gestionar nuestras peticiones.

El precio estimado de todo esto, haciendo la cuenta por encima, llega a casi los 200 euros de media, pero nada comparado a pasarnos el día disfrutando del panorama en el sofá mientras controlamos el mundo desde el móvil.

Más de: APPS, SMARTPHONE

Recomendados