Primeras evidencias de Phattie, el posible noveno planeta del Sistema Solar

Hace algo más de un siglo, un excéntrico millonario se obsesionó con la astronomía. No es que Percival Lowell solo se interesara por otear los cielos desde su observatorio de Arizona, sino que además dio pábulo a falsas hipótesis como la que hablaba de la existencia de supuestos "canales" en Marte. Pero quizás su extravagancia más famosa, según cuenta Daniel Marín en su blog, fue la búsqueda del planeta X. Un recóndito mundo situado en los confines del Sistema Solar, que de acuerdo a los cálculos de Lowell, debería presentar una masa 6,6 veces superior a la de la Tierra.Los astrónomos de Caltech no han observado directamente a Phattie, por lo que los resultados son muy preliminares y deben tomarse con cautela

El millonario reconvertido en astrónomo llegó a fotografiar dos veces a Plutón en 1915, pero no se percató de su hallazgo. Un año después, Lowell falleció sin haber alcanzado su gran reto. El desafío fue propuesto de nuevo en 1929, cuando el director del Observatorio Lowell decidió encargar al joven Clyde Tombaugh la búsqueda del misterioso y enigmático planeta X. Con un telescopio de 31 centímetros, Tombaugh descubrió en 1930 el mundo que tanto habría deseado observar Lowell. Se trataba de Plutón, el noveno planeta del Sistema Solar por aquel entonces, que recibió su nombre gracias a la imaginación de Venetia Burney, una niña de once años. El resto forma parte de la historia: Plutón dejó de ser un planeta en 2006 por decisión de la Unión Astronómica Internacional y la NASA impulsó la misión New Horizons para conocer más acerca de este planeta enano.

Pero el viejo sueño de Percival Lowell cuenta ahora con una nueva sorpresa. Científicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) han encontrado las primeras evidencias de la existencia del noveno planeta, al que han denominado informalmente como Phattie. Sus resultados preliminares han sido publicados en la revista Astronomical Journal y muestran que el "Planeta Nueve" podría contar con una masa diez veces superior a la de la Tierra. Según sus cálculos, este hipotético nuevo planeta tardaría entre 10.000 y 20.000 años en dar una vuelta completa al Sol.

Las conclusiones de su estudio, sin embargo, han de tomarse con muchísima prudencia. En primer lugar, según reconocen desde Caltech, las evidencias han sido obtenidas gracias a la modelización matemática y las simulaciones por ordenador. En otras palabras, los astrónomos aún no han sido capaces de observar directamente a Phattie. De lograrlo, estaríamos ante un "planeta real", ya que presentaría una masa 5.000 veces mayor que la de Plutón, lo que haría que formara parte de la categoría de planetas -y no de planetas enanos- del Sistema Solar. Sus resultados explicarían en principio algunas características misteriosas de los objetos helados y rocosos que pueden verse en el cinturón de Kuiper. En particular, el hipotético noveno planeta justificaría algunas de las extrañas órbitas que presentan estos cuerpos.

A pesar de que el estudio reaviva las esperanzas de observar el noveno planeta del Sistema Solar, la comunidad científica pide cautela a la hora de analizar estos resultados. Investigadores como Hal Levison, del Southwest Research Institute de Colorado, sostiene en Nature que "ha visto muchas reivindicaciones de este tipo en su carrera y que todas eran erróneas". Uno de los autores del trabajo, Konstantin Batygin, por el contrario, explica que se trata de "evidencias sólidas" que justifican que el censo planetario del Sistema Solar está incompleto. Jim Green, director de ciencias planetarias de la NASA, declaró al Washington Post que "podría haber otras explicaciones para los extraños movimientos de objetos en el cinturón de Kuiper". "Debemos aplicar la regla de Sagan [que enuncia que "afirmaciones extraordinarias necesitan de pruebas extraordinarias"]", sostiene Green, quien reta a los científicos a observar directamente la existencia del noveno planeta para probar que Phattie es una realidad. Por tanto, deberemos esperar a contar con más investigaciones para comprobar cuál de los tres tiene razón. ¿Será Phattie finalmente el noveno planeta que ansiaba descubrir Lowell en su día?

hazte socio

Recomendados