Todos los usos que puedes darle al modo incógnito de tu navegador

Mucha gente solo usa el modo incógnito o privado del navegador para ver porno, pero la verdad es que tiene muchas utilidades además de esconder de los demás que fuiste a mirar cositas en Internet.

Cuando usas el modo privado navegas de tal forma que no dejas casi rastro de tu actividad al finalizar el paseo. La navegación privada no almacena cookies de rastreo, no se guarda un historial de sitios visitados, no se guardan datos de inicio de sesión, y, en general, el navegador "no recuerda quién eres" hasta cierto límite. Esto, tiene varias utilidades:

Perfecto para utilizar un PC ajeno

O un móvil. La navegación privada debería ser obligatoria cuando se utiliza un dispositivo ajeno. Primero: no corres el riesgo de dejar almacenados datos privados en el navegador de otra persona; y, segundo, lo que hagas queda entre tú y el navegador que una vez cerrado pierde la memoria.

Si utilizas un ordenador en un hotel, cybercafe, o cualquier otro lugar público, siempre, siempre, siempre abre una ventana privada para navegar.

modo incógnito

Sal de la burbuja de Google

Mucha gente sigue sin saber a estas alturas que sus resultados de Google no son iguales a los de los demás. El gigantesco buscador se ha encargado durante toda tu vida en Internet de aprenderse tus gustos, lo qué más buscas, dónde hacer clic, qué cosas te interesan, qué cosas rechazas, y por supuesto, qué resultados prefieres.

Esto hace que, cuando busques algo, Google te devuelva resultados hechos a tu medida y no la de Juan, y sin darte cuenta te han encerrado en una burbuja de contenido nada imparcial. Usando el modo incógnito obtienes resultados más neutros, y puedes ver en teoría lo que verían los demás que salgan de la burbuja. Claro, siempre que no inicies sesión en ninguna cuenta.

Ingresar con otra cuenta de un mismo lugar

Por ejemplo, si tienes más de una cuenta de correo en Gmail, puedes iniciar sesión en las demás a través de una pestaña de navegación privada en lugar de tener que cerrar sesión en una e iniciar en la otra, varias veces.

Otro caso bastante útil sucede cuando algún amigo te pide prestado tu ordenador o móvil para revisar su correo, y el muy tonto almacena sus datos de inicio de sesión en tu navegador. Me ha pasado que termino con una lista de cuenta predeterminadas para iniciar sesión que ni siquiera son mías. Cuando alguien quiera usar tu PC, déjale una pestaña incógnita abierta de una vez... A menos que quieras espiarlos después.

modo incognito

Compara precios

Más de una tienda en linea famosa ha sido pillada cambiando los precios de sus productos a diferentes usuarios dependiendo de si son clientes nuevos o viejos, o de ciertos hábitos de navegación que un sitio puede conocer utilizando cookies de rastreo.

Al usar una ventana privada para navegar evitas esto y puedes comparar los precios que aparecen cuando entras a un sitio revelando tu identidad y cuando no.

¿Cómo abro una ventana privada?

En Chrome: presiona Ctrl + Shift + N ó ⌘ Command + ⇧Shift + N en Mac
En Firefox: Ctrl + Shift + P ó ⌘ Command +⇧Shift + P en Mac
En Internet Explorer: Ctrl + Shift + P
En Opera: Ctrl + Shift + N
En Safari: ⌘ Command + ⇧Shift + N

Recuerda que el modo incógnito no es una forma segura de navegar la web de manera anónima. Los buscadores aún pueden guardar las búsquedas que hagas de muchas otras formas, a través de tu IP, y de tus datos de inicio de sesión. Tu ISP sigue pudiendo saber quién eres y lo qué haces, y aunque muchos datos no se almacenen en tu ordenador, sí se almacenan en otros sitios.

Recomendados