Ciencia

El reloj del apocalipsis se atasca en los “3 minutos para la medianoche”

Por 27/01/16 - 11:50

El reloj del apocalipsis es un concepto muy real que analiza la situación actual de la especie humana y las oportunidades que existen de que desaparezcamos del planeta bajo una desastrosa catástrofe.

El reloj del apocalipsis se atasca en los “3 minutos para la medianoche”

Aunque parece de película de ciencia ficción, el reloj de la apocalipsis es una realidad. De hecho, el panel de científicos que lo administra tiene ya solera en esto de predecir la destrucción total del ser humano. "Un momento, un momento, ¿¡Cómo!?" te preguntarás si nunca has oído hablar de ellos. Sí, efectivamente, existe un grupo de científicos dedicado a analizar la realidad mundial y predecir la erradicación de la civilización humana en cifras. Y las cifras no son otras que "minutos para la medianoche". La última evaluación, recientemente revelada, sitúa al reloj de la apocalipsis en tan solo tres minutos para la destrucción total.

¿Qué es el reloj de la apocalipsis?

El Reloj del Apocalipsis, también llamado "del Juicio Final" o "Doomsday clock" es un reloj simbólico que sirve como analogía de lo cerca que está la especie humana de la destrucción total y catastrófica. Este apareció en 1947, ante la crisis nuclear de los cincuenta, y panel de científicos tenía en cuenta, principalmente, la amenaza atómica que podía desatarse en una potencial guerra nuclear. De hecho, tal vez lo recuerdes de "The Watchmen" donde aparece incrementando la tensión a lo largo de toda la historia, o incluso de "Fallout 3", donde se nombra refiriéndose a la catástrofe que asoló la Tierra. Desde entonces, y hasta ahora, el panel de científicos ha ido aumentando las amenazas, consideraciones y análisis. Ahora ya no solo se tienen en cuenta las amenazas nucleares, sino también el cambio climático, la tecnología, las amenazas biológicas, etc. Lo que se considera en todos los casos son las amenazas que podrían causar un daño irreparable al ser humano y al planeta.

bomba de Hiroshima

Actualmente, el número de minutos para la medianoche, es decir, la medida de amenaza para la humanidad se corrige y ajusta periódicamente. De hecho, cada año hay al menos una corrección y un anuncio público sobre el estado actual del reloj de la apocalipsis. Los años que más cerca estuvimos de la aniquilación total, según el reloj, fue entre 1953 y 1960, a unos dos minutos de la medianoche. Por entonces, Estados Unidos había desarrollado su propia Bomba H y, el año anterior, incluso la había probado, borrando del mapa un islote de Océano Pacífico llamado Eniwetok. En respuesta, unos nueve meses más tarde, la URSS desarrolló su propia bomba de hidrógeno, lo que aumentó la amenaza más que nunca en nuestra historia. Igualmente, lo más "relajados" que hemos estado ha sido doce minutos de la medianoche, cosa que ha ocurrido en varias ocasiones.

A tres minutos de la medianoche

El reloj de la apocalipsis pasó de 5 minutos a 3 el pasado 2015A día de hoy, tal y como han anunciado los científicos recientemente, nos encontramos a tan solo tres minutos de la media noche. El reloj de la apocalipsis pasó de cinco minutos a tres en 2015 bajo la amenaza de nuevas armas nucleares, más modernas y poderosas. En 2016, según informaban en una reciente nota de prensa, el panel de científicos mantiene el reloj a tres minutos de la destrucción total. Una amenaza, confirman, inminente y apabullante para toda la especie humana.

Cambio climático y armas nucleares

"A todos los líderes de la Tierra,

en 2015, los efectos del cambio climático ignorados, la modernización de las armas nucleares y el arsenal atómico desproporcionado suponen una extraordinaria e innegable amenaza para la continuidad de la existencia humana, y los líderes del mundo han fallado en la velocidad o la escala del acto necesario para proteger a los ciudadanos de una catástrofe potencial. Dichos fallos en el liderazgo político suponen un peligro para cada una de las personas que habitan la Tierra."

Así comienza la nota enviada este año para anunciar los tres minutos para la medianoche del
reloj de la apocalipsis. Sin tener connotaciones políticas concretas, la crítica es bien visible: todos han fallado. El reloj no ha bajado, sino que se mantiene en un estado tenso y peligroso, poniéndonos a todos en peligro. Pero, ¿cuáles son los principales causantes? Como bien explican, el cambio climático y la situación nuclear son los protagonistas de la amenaza. En el caso del cambio climático, el panel de científicos explica que no se han tomado las medidas oportunas, a pesar de haber realizado ciertos progresos en la reducción de gases de efecto invernadero. "Pero no son suficientes" aseguran.

Shutterstock
Shutterstock

La ciencia es clara: no han habido suficientes actuaciones para detener las emisiones de gases con efecto invernadero a nivel mundial"La ciencia es clara: no han habido suficientes actuaciones para detener las emisiones de gases con efecto invernadero a nivel mundial, lo que puede producir una catástrofe climática global". De hecho, hay quien opina que los efectos ya no son reversibles, a pesar de los esfuerzos propuestos en la reciente cumbre del COP21. Por otro lado, las armas nucleares, a pesar de su drástica reducción en la última década, siguen amenazando la integridad de la especie y al resto de seres vivos. Actualmente, los acuerdos permiten tener cierto potencial atómico como armas disuasorias. Por otro lado, existen países cuyo potencial atómico es solo estimativo y se desconoce hasta qué punto cumplen los acuerdos de desarme. No obstante, el panel de científicos encargados del reloj de la apocalipsis lo tiene bastante claro: siempre hay esperanza de reducir el reloj. La responsabilidad está, principalmente, en la voluntad política y las buenas intenciones. Pero también se encuentra entre todos los ciudadanos. Porque al final, todos somos responsables del reloj del apocalipsis.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar
ESPECIAL

40 años de Star Wars, en cifras

Por
40 años de Star Wars, en cifras

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies