iAd es una plataforma de publicidad para dispositivos móviles desarrollada por Apple para sus dispositivos con sistemas operativos iOS. Permite a los desarrolladores embeber anuncios dentro de sus aplicaciones.

Steve Jobs anunció el sistema en 2010 como una alternativa a los horribles anuncios que aparecían en los dispositivos móviles. iAd sería mejor, con anuncios mejor integrados y que no ralentizasen tu iPhone o iPad.

La premisa era buena, pero seamos realistas, iAd nunca llegó a ser la plataforma líder que Apple — imaginamos — pensó crear. Sus altos costes de entrada y el férreo control de Apple evitaron, posiblemente, su proliferación.

Según las fuentes de John Paczkowski para BuzzFeed News, cuya trayectoria informando sobre el futuro de Apple es muy buena, Apple va a salir del negocio de la venta de publicidad para transformar su plataforma en algo automatizado que sea manejado directamente por desarrolladores y equipos editoriales.

iAd no va a desaparecer, el cambio radicará en su funcionamiento y en la implicación de Apple con la plataforma. "Es algo en lo que no somos buenos," una de las fuentes aseguró a BuzzFeed News. Apple dejará la creación, venta y administración de anuncios a los editores.

En lugar de actuar como intermediario entre los publicistas y los partners de contenido, desarrolladores o publicaciones en Apple News, Apple implementará un sistema que permita a los editores y a las agencias de publicidad hacer las cosas por ellos mismos. A cambio, Apple no ganará ese 30% de cada venta generada por iAd.

"Será genial para los desarrolladores y las publicaciones," cree una de las fuentes de la industria de la publicidad consultada por BuzzFeed News. "Les permitirá dialogar directamente con sus clientes en lugar de forzarles a dialogar con un intermediario de Apple. El acceso debería ser más sencillo y rápido."

Transformando iAd en un servicio gratuito parece, de primeras, perder la oportunidad de entrar en un negocio millonario. Pero en estos 6 años iAd sólo ha logrado ser una minúscula parte en ingresos de las cajas de Apple. Ahora podrán, al menos en precio, competir con el negocio de publicidad de Google.