Pese a que se pueda creer lo contrario, lo cierto es que 2015 fue el año para viajar en avión más seguro de la historia, si atendemos a los datos publicados por la Aviation Safety Network, cuyo informe preliminar del año ya está disponible monstrando una bajada récord de los accidentes de avión, con un total de 16 accidentes y 560 muertes. Y es que a pesar de que han producido varios accidentes muy sonados, el año 2015 ha resultado un año muy seguro para la aviación comercial.

Atendiendo a estos datos, la ASN ha determinado que ha sido el año más seguro de la historia por número de accidentes mortales y en quinto en número total de víctimas. ¿Y de dónde sale este baremo? Teniendo en cuenta el tráfico aéreo en todo el mundo, que fue de 34.000.000 de vuelos, la tasa de accidentes fue de un 1 accidente de avión por cada por 4,857,000 vuelos, dentro de la aviación civil, claro.

1 accidente de avión por cada por 4,857,000 vuelos

De todos, el peor accidente del año pasado ocurrió el 31 de octubre, cuando un A321 de Metrojet Airbus se estrelló en el desierto de Sinaí, con 224 víctimas mortales, y junto con el con el accidente del vuelo Germanwings, conforman los peores del año.

Solo tres años anteriores muestran más víctimas mortales en accidentes aéreos (aunque un total de accidentes menor que 2015): 1988, 1983, 1985, años de los que se desprenden el mayor número de víctimas mortales de accidentes atribuibles al sabotaje, derribos y/o suicidio de pilotos, pero con todo, 2015 ha sido, de momento, el año más seguro para viajar en avión de la historia:

Aviation Safety Network
Aviation Safety Network