Ciencia

La maldición de Yarumal

Por 11/12/15 - 14:29

Yarumal es tristemente famosa por ser el lugar con más incidencia de Alzheimer del mundo. La conocida como "maldición" tiene su origen en unos genes que llegaron a través del mar.

La maldición de Yarumal

Cuando le preguntan a Dario por su mujer, este se queda mirando al vacío y señala a cualquier mujer joven que tiene cerca, aunque Marisa murió hace tres años. Los ataques de demencia se han hecho cada día más severos. Ahora, a veces, no es capaz de masticar correctamente el alimento. La enfermera ya ha predicho que en breve habrá que alimentarlo mediante un tubo. Pocas enfermedades son más terribles que el Alzheimer. Este mal condena a quien lo padece al olvido antes de que sucumba ante un fallo neurológico severo. Quién ha sufrido a un familiar con esta enfermedad sabe de qué hablo. Imaginad, ahora, que vivís en un lugar donde es terriblemente común que tus vecinos padezcan de Alzheimer. Es más, es increíblemente natural que lo hagan a edades tempranas, lo que convierte a la enfermedad en una afección aún más agresiva. Por si esto fuera poco, tú también tendrías el riesgo de sufrir de esta maldición. Pues así es como la describen algunos medios de comunicación al hablar de un pueblo colombiano: "la maldición de Yarumal". ¿A qué se debe tamaño nombre?

La terrible "maldición" de Yarumal

Aunque en el pueblo también se le conoce como "bobera" o "la maldición", esta terrible afección tiene una increíble tasa de incidencia en esta ciudad de Antioquía. Hablamos de unos 5.000 afectados de entre los poco más de 40.000 habitantes, según las fuentes. Esto supone un número inusualmente alto. Lo más llamativo del asunto, además, es la edad a la que empiezan a aparecer los síntomas. Estos, al contrario que en otros casos típicos de Alzheimer, aparece a partir de los treinta años. Lo más triste es que la enfermedad de Alzheimer precoz es más agresiva y terrible que la ya de por sí dramática afección.

En Yarumal conviven 5.000 afectados entre los poco más de 40.000 habitantesAsí, son muchísimos los casos e historias que tienen que contar las gentes de esta ciudad. Pocos de los afectados tan temprano sobrepasan los sesenta años de edad. Y quienes lo hacen son poco más que carcasas vacías, una sombra de lo que fueron. Esta es la poca piedad que muestra la enfermedad de Alzheimer. Pero, ¿quién es el responsable de la maldición de Yarumal? ¿A qué se debe estos números, estas historias? Un reciente estudio apunta con un dedo acusador: "a los conquistadores".

El gen maldito

Y es que los afectados por el Alzheimer precoz de Yarumal poseen una mutación en los genes que codifican unas proteínas conocidas como presenilina. En concreto, una mutación identificada con un número E280A y que modifica el gen PSEN1, situado en el decimocuarto cromosoma, dos nombres que poco dicen de lo terrible de sus consecuencias. Esta mutación está presente, tal y como muestra el estudio, en una gran parte de la población de Yarumal. Poseer la mutación hace que la posibilidad de padecer Alzheimer ascienda al 50%.

Pero, ¿qué tienen que ver los conquistadores con este gen? El estudio ha perseguido a este gen a través de todo el globo hasta localizar a los primeros pobladores que lo portan. Y las pesquisas los han llevado a un ancestro común de hace 375 años. Tras hacer los análisis adecuados, se ha identificado el perfil genético como proveniente del País Vasco, lo que indicaría que este gen pertenecía a uno o varios conquistadores del siglo XVI y que ha ido trasmitiéndose a lo largo de la historia de Yarumal.

Para asegurarse de esto, los investigadores compararon el perfil genético con el de otros tres continentes distintos. Y las pruebas son claras: el gen salió de España y llegó a la región de Antioquía para quedarse. Para quedarse en Yarumal, más concretamente. Ahora, el siguiente paso de los investigadores es desvelar lo máximo posible sobre este mecanismo concreto, de manera que se pueda usar para una hipotética cura o tratamiento en el futuro.

Curando el Alzheimer

La verdad sea dicha: el Alzheimer no tiene, hoy por hoy, cura alguna. De hecho, triste sea decirlo, no existe indicio alguno de que esto vaya a cambiar de aquí a corto plazo. Sin embargo, esto no para los pies a investigadores como Francisco Lopera, un neurólogo nacido en Yarumal cuya intención es encontrar una posible cura para sus paisanos. De hecho, hace ya unos años que está probando un medicamento que podría ayudar a contener la enfermedad precoz. Sin embargo, los resultados no llegarán a ver la luz hasta 2020.

Todavía no existe cura alguna, ni tampoco estamos cerca de encontrarlaMientras tanto, seguimos en una guerra silenciosa contra el Alzheimer. Cada día se descubren nuevos pasos que nos acercan a mejores tratamientos. Ahora entendemos cosas que nunca habríamos imaginado sobre la enfermedad. Pero todavía no existe un remedio claro ni una vía para tratarlo. Eso sí, varios tratamientos pretenden ser los pioneros en luchar contra la enfermedad.

Alzheimer

En el caso de la maldición de Yarumal, por suerte, la afección está causada por una cuestión clara y concisa. Incluso se conoce la mutación implicada. Esto supone que podría darse el primer tratamiento eficaz contra el Alzheimer. Aunque, eso sí, solo serviría para los afectados de esta variante en concreto. Pero es un comienzo. Pues esta promete ser una guerra larga y terrible en la que cualquier paso dado es poco.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás ace ptando nuestra política de cookies