Después de toda la expectación que han creado los realizadores de The Leftovers, cuando escuchamos el comienzo de una canción tras los títulos, con la pantalla en negro durante unos segundos, nos embarga la ansiedad por saber qué será lo primero que veremos en este episodio necesariamente largo, “I Live Here Now”, de más de una hora, con el que concluye la pasmosa segunda temporada de la serie y en el que había que cortar unos cuantos hilos que se han desarrollado a lo largo de la misma. Y regresamos al momento en que los Murphy, los Garvey y compañía vieron a Evie (Jasmin Savoy Brown) y a sus amigas por última vez, en “Axis Mundi” (2x01), una secuencia que concluye con una pensada transición, es decir, muy bien enlazada audiovisualmente con la siguiente.Los guionistas se sirven de canciones para describir deseos y motivaciones de ciertos personajes

El enfrentamiento que se anunciaba, que temíamos y que llevábamos esperando desde “A Matter of Geography” (2x02) por fin se produce, y es todo lo tenso que podríamos esperar, pero no más que otros choques a los que ya habíamos asistido, quizá algo breve, pero tan coherente con el escepticismo proverbial del temible y perdido John Murphy (un espléndido Kevin Carroll) que uno se admira al comprender que ese aspecto de la construcción de su personaje resulta importantísimo para la primera escena en la que Kevin Garvey (Justin Theroux) debe encararse de verdad con él; y en la otra, nos damos cuenta de que sus anhelos personales no son tan distintos.

the leftovers
'The Leftovers' 2x10 - HBO

Uno de los momentos más emotivos lo protagonizan, y nos complace, Matt Jamison (Christopher Eccleston) y su esposa Mary (Janel Moloney); y es que este capítulo es todo lo emocionalmente intenso que no fue el anterior, “Ten Thirteen”, con esos instantes terribles de Erika Murphy (Regina King) en el puente que da acceso a Jarden, o de Nora Durst (Cerrie Coon) y la bebé, Lily, en el mismo sitio.Podemos ver más ecos de 'Lost' en algunas resoluciones de la trama

Se nos revela, además, tan lleno de elocuencia como los anteriores, desde lo relacionado con el regalo de cumpleaños que le hizo Evie a su padre, del cual ya nos habíamos olvidado, todo lo que dice Michael Murphy (Jovan Adepo) en la iglesia, uno de los personajes propiciadores de esta temporada, y los detalles sutiles que sugieren las motivaciones de Evie hasta las canciones de las que se sirven los guionistas, primero, para describir con pequeños destellos de flasbacks el mayor deseo de Kevin (Homeward Bound, de Simon and Garfunkel, que significa “De vuelta a casa”), aquello que ha determinado todo su comportamiento a lo largo de este período, y segundo, por qué Meg Abbott (Liv Tyler), sucesora en perversidad de mi ya añorada Patti Levin (Ann Dowd), ha provocado tal estado final de cosas (con suma ironía, el himno de la ciudad milagrosa de Jarden).

the leftovers
'The Leftovers' 2x10 - HBO

Como preveíamos, las piezas de la bomba de relojería que se había ido montando encajan a la perfección y los guionistas la detonan, y no es tontería recalcarlo, metafóricamente. Y el capítulo acaba pareciendo tan sorprendente, con alguna escena casi en la cuerda floja y varios giros tan inesperados —incluyendo lo que nos traen los nuevos temblores, el gran engaño en el que no deberíamos caer después de “Ten Thirteen” y una nueva e igual de excéntrica enajenación en la que retorna el intrigante hombre del puente (Bill Camp)—, que uno no puede menos que verlo de la misma manera La bomba de relojería que se ha montado esta temporada tiene metralla para la siguiente
que ha visto casi todos los demás de la serie: con los ojos como platos hasta los conmovedores últimos planos de la escena que echa el cerrojo a esta segunda etapa. Y en cómo se resuelve la nueva enajenación podemos ver más ecos de Lost, concretamente, de las consecuencias que tuvo lo que los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic hicieron justo al final de la extraordinaria quinta temporada.

Por supuesto, todavía hay deliberados cabos sueltos que atar y explicaciones al menos sobre lo que implica el evento de la Ascensión que proporcionarle a los espectadores fieles, que hemos seguido las peripecias de los Garvey, los Murphy y los demás en Miracle con un interés que merece ser satisfecho en la siguiente temporada que, presumimos, continuará la extrañísima serie que es The Leftovers; porque se ve que la bomba de relojería tiene metralla para bastante más.

Repasad los recaps de los nueve episodios anteriores aquí:

👇 Más en Hipertextual