Spotify se enfrenta a un problema millonario en Estados Unidos

Crecen los problemas en torno a Spotify, ahora que el streaming es una de las plataformas preferidas por los usuarios para consumir música en la red. Camper Van Beethoven y David Lowery han puesto en marcha una demanda colectiva contra la compañía de la mano del bufete de abogados de Michelman y Robinson, por la que exigen a la compañía un pago de 150 millones de dólares en daños y perjuicios alegando que el servicio ofrece contenido protegido por derechos de autor sin obtener las licencias pertinentes y, por tanto, sin reembolsar los royalties.

Ahora, con las negociaciones entre la NMAP y Spotify para llevar más contenido a la plataforma en base a esta supuesta utilización de música que no ha sido debidamente autorizada, la demanda puede constituir uno de los epicentros fundamentales para el futuro de parte del contenido disponible en la plataforma.

La dificultad para identificar a los titulares de derechos genera regalías desiertasLógicamente, el asunto no está en el hecho de que la compañía se niegue a pagar dichas regalías, más bien es una consecuencia directa de la dificultad, en muchas ocasiones, de acertar con quién es el titular de los derechos para compensar por su contenido. Lo cierto es que, aunque en ocasiones la compañía no disponga de los derechos por no poder identificar correctamente a sus titulares, Spotify ha creado un fondo de reserva de $17 millones a $25 millones dedicado a pagar estas regalías durante el lapso de tiempo que se tarda en identificar al titular de los derechos, o para compensar regalías no satisfechas.

Hipertextual se ha puesto en contacto con Spotify sobre este extremo y la propia compañía ha sido la que ha arrojado un poco más de luz en lo referente al contenido sin disponer las licencias:

"Tenemos el compromiso de pagar a los compositores y editores cada céntimo. Por desgracia, especialmente en Estados Unidos, los datos necesarios para confirmar quiénes son los titulares de los derechos correspondientes a menudo no están disponibles, son incorrectos o están incompletos. Cuando la titularidad de los derechos no está clara, dejamos pendientes los pagos por derechos de autor hasta que podemos confirmar la identidad de los mismos. Estamos trabajando estrechamente con la National Music Publishers Association para encontrar la mejor manera de pagar correctamente los derechos de autor que adeudamos y estamos invirtiendo en los recursos y el conocimiento técnico necesario para construir un sistema de administración integral para resolver este problema para siempre”.

Recomendados