Antes de la llegada de Satya Nadella a la dirección ejecutiva de Microsoft, Steve Ballmer y el equipo llevaron a cabo uno de los cambios que, a la postre, se ha visto como uno de los más importantes en la nueva dirección que ha tomado Microsoft.

Antes de la Microsoft con una cuenta activa en Github, de las actualizaciones gratuitas a Windows 10, Microsoft decidió repensar como hacer que millones de usuarios de Office en todo el mundo, incluso los piratas pagaran por usar la suite: creando un ecosistema de servicios útiles y multiplataforma atado a una suscripción de pago.

Microsoft sigue vendiendo Office, claro. La versión de Office 2016 Professional está a la venta por unos 400 dólares, apta para pocos bolsillos individuales, aunque de obligada compra para millones de empresas, centros de estudio y gobiernos en todo el mundo. Pero la migración masiva al modelo de suscripción ya está aquí.

Office 365 añade más 3 millones de suscriptores de pago nuevos cada trimestre.
Office 365 añade más 3 millones de suscriptores de pago nuevos cada trimestre.

Un modelo para contentarlos a todos

Con el modelo de suscripción además de obtener una versión permanentemente actualizada, además de múltiples servicios en la nube de Microsoft: Skype, OneDrive, Yammer, Exchange, etc.

Para muchas empresas, tiene mayor sentido ir haciendo desembolsos pequeños constantes que grandes adquisiciones de licencias: añade flexibilidad financiera y de infraestructura.

El modelo de suscripción es simplemente mejor para todos los implicadosPara Microsoft, Office 365 es una forma de adquirir ingresos trimestrales de forma continuada y estable. Engancha al cliente en una plataforma en vez de un simple software, creando una co-dependencia con el suscriptor y sirve para eliminar ciertos tipos de piratería.

Microsoft recientemente ha redoblado su confianza en la plataforma, eliminando la opción Enterprise E4, esperando que muchas compañías den el salto a E5, 13 dólares más caro al mes pero con muchas más opciones incluídas. Satya Nadella explicó durante la conversación con accionistas, que "esperan ingresar 50.000 millones extra con la introducción de E5".

Microsoft sabe que tiene algo bueno entre manos.