La curiosidad del ser humano lo ha llevado a aventurarse en las más grandes hazañas. Primero la conquista de la tierra, luego la de los mares y sus profundidades, después la del cielo y finalmente la del espacio. Naturalmente que con el paso del tiempo y el aumento de la población, la Tierra se quedó sumamente pequeña ante los ojos del ser humano y, viendo hacia el cielo, la pregunta surgió: ¿que hay allá afuera?

Hasta la fecha, 58 mujeres han tenido la oportunidad de viajar al espacio.

Hasta principios de 1950, la posibilidad de viajar al espacio se limitaba a las revistas, películas y libros de ciencia ficción. Sin embargo, para el final de la década, el 4 de octubre de 1957 para ser exactos, la Unión Soviética sorprendería al mundo con el lanzamiento del primer satélite artificial, el Sputnik, dando comienzo así a la era espacial.

En los años siguientes, el desarrollo tecnológico espacial creció a pasos agigantados. Desde viajes a la Luna y caminatas espaciales, hasta aterrizajes en Marte y fotografías de Plutón. Por suerte, las mujeres no se han quedado atrás en esta conquista. De acuerdo con la NASA, un total de 58 mujeres, incluyendo cosmonautas, astronautas y especialistas de carga han viajado al espacio.

Aunque sabemos que reseñar a todas las mujeres que han logrado grandes aportaciones en el ámbito espacial es imposible, hemos elegido sólo a cinco de ellas para representar el arduo trabajo que día con día realizan cientos más en pro del avance científico. Para continuar con los festejos por el 30 aniversario de la llegada del primer mexicano al espacio y porque el triunfo de las mujeres también es motivo de celebración, estas son las que han hecho historia en el espacio.

1. Primera mujer en el espacio

Mujeres en el espacio
Alexander Mokletsov | Wikimedia Commons bajo licencia CC BY-SA 3.0

Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer de la historia en viajar al espacio. En 1963, a bordo del Vostok 6, la misión dirigida por Tereshkova de tan solo 26 años de edad, tenía como finalidad realizar experimentos científicos y biomédicos para observar los efectos del espacio en el cuerpo humano, sobretodo profundizando en las diferencias entre hombres y mujeres a nivel biológico.

A Valentina, quien también era una paracaidista experta, solían llamarla Gaviota. Esta habilidad le fue de gran ayuda para regresar a la Tierra puesto que las cápsulas Vostok no estaban habilitadas para aterrizar con seguridad. Después de la misión, Valentina estudió Ingeniería Espacial y se graduó con honores de la Academia de la Fuerza Aérea de Zhukovski. Su viaje al espacio fue un parteaguas para que en los próximos años, más mujeres tuvieran la misma oportunidad.

2. Primera mujer estadounidense en el espacio

Mujeres en el espacio

Veinte años después del viaje de Valentina Tereshkova, Sally Ride volvió a hacer historia como la primera mujer estadounidense que viajaría al espacio. En la misión STS-7 a bordo del transbordador espacial Challenger, Ride tenía la tarea, entre otras cosas, de trabajar con un brazo robótico, el cual utilizó para recuperar satélites en el espacio. Su segundo vuelo al espacio fue en la misión STS-61 también a bordo del Challenger, acumulando con ello 343 horas en el espacio.

Después de las misiones al espacio Ride trabajó en proyectos para ayudar a las niñas a interesarse por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM). También fundó la Oficina de Exploración de la NASA.

3. Primera mujer afroamericana en el espacio

Mujeres en el espacio

Mae Jemison es más que la primera mujer afroamericana en el espacio. Sus estudios académicos incluían una licenciatura en Ingeniería Química y un doctorado en Medicina, una licenciatura en Artes y estudios Africanos y Afroamericanos, y un total manejo de los idiomas Inglés, ruso, japonés y swahili. Sirvió como voluntaria en los Cuerpos de Paz en África, pero a su regreso a EUA, el viaje de Sally Ride la inspiró para aplicar como candidata al Cuerpo de Astronautas.

En 1992 llegó al espacio a bordo del transbordador espacial Endeavour. Jemison sirvió como especialista de misión y trabajó en el experimento de investigación con células oseas como parte de un proyecto de cooperación entre Estados Unidos y Japón. Después de dejar la NASA trabajó en varios proyectos personales, dio clases en la Universidad de Dartmouth y fundó su propia empresa.

4. Primera mujer comandante de un transbordador espacial

Mujeres en el espacio

Debido a su amplia formación académica, múltiples reconocimientos de honor y amplia experiencia como piloto, Eileen Collins fue seleccionada en 1990 para formar parte de las misiones STS-63 y STS-84 de la NASA. En la misión STS-63, Collins se convirtió en la primera mujer piloto de un transbordador espacial. Posteriormente, en la misión STS-93 a bordo del Columbia, Collins se convertiría en la primera mujer al mando de una misión espacial. El objetivo de la misión era el despliegue del telescopio de rayos X Chandra. En la STS-114 a bordo del Discovery en 2005 Collins volvió a desempeñar el mismo cargo de comandante de la misión. Como veterana en un total de cuatro vuelos espaciales, Collins registró más de 872 horas en el espacio.

5. Primera mujer comandante de la Estación Espacial Internacional

Mujeres en el espacio

Peggy Whitson es una astronauta con una gran formación académica y experiencia científica. De 1989 a 1993, Whitson trabajó como Investigadora en la división de Operación e Investigación Biomédica de la NASA. En abril de 1996 y tras una larga carrera al frente de varios proyectos y departamentos de la NASA, Peggy fue seleccionada como candidata a astronauta y comenzó su entrenamiento de dos años.

Whitson fue entrenada para ser suplente del Comandante de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) en la Expedición de noviembre de 2005 a septiembre de 2006. Para la Expedición 16, prevista para ser lanzada en octubre de 2007, Whitson fue asignada como comandante de la ISS. Su misión duró seis meses en órbita.