Gracias a las imágenes recogidas por la sonda Cassini durante el vuelo el 13 de noviembre, la NASA ha publicado una composición que recrea a Titán, la luna más grande de Saturno, como nunca antes había sido posible.

La instantánea que vemos es el resultado de unir distintas tomas realizadas. Como vemos, existen zonas de mayor o menor nivel de detalle, algo que varía por la altitud a la que se encontraba Cassini en el momento de cada fotografía. La sonda también ha tenido que configurar su cámara con diferentes longitudes de onda para así poder penetrar entre la neblina que rodea a Titán y obtener una imagen del satélite.

De hecho, los colores que vemos en la composición no son los reales, sino una representación de las longitudes de onda captadas por el espectrómetro de cartografía visible e infrarroja con el que está equipado Cassini. Así, los colores varían desde el azul, que equivale a 1,3 micras, pasando por el verde que se corresponde con 2 micras, hasta el rojo identificado con las 5 micras.

Una superficie cuyas características se asemejan bastante a las de la Tierra

Según la NASA, las fotografías revelan una superficie cuyas características se asemejan bastante a las de la Tierra: se aprecian altas dunas, canales de ríos y grandes lagos de metano. Sin embargo, la temperatura de -179ºC que tiene su atmosfera y la falta de oxígeno provocan que la vida en Titán sea algo difícil de concebir.

No obstante, la composición atmosférica de carbono y metano posee, según los científicos, unas características muy similares a las de la Tierra en una fase primitiva, antes de que la vida llegase al planeta.

Además de estudiar la superficie de Titán, la misión Cassini también tiene como objetivo los anillos y la atmósfera del planeta Saturno. Mientras tanto, podemos deleitarnos con la galería de imágenes que la NASA publica como fruto de la investigación.

👇 Más en Hipertextual