Silicon Valley, una de las cunas de la tecnología que mayor número de empresas atrae año tras año, está siendo testigo del crecimiento del departamento de Ford dedicado a la innovación y al desarrollo de Palo Alto, en tan solo 12 meses han casi multiplicado por 10 su plantilla, de 15 empleados a más de 100. ¿Qué se hace exactamente en este departamento?

El laboratorio de investigación en Palo Alto apoya Ford Smart Mobility, el plan de la compañía para alcanzar un nivel superior en conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario, datos y analíticas. En su interior trabajan un centenar de empleados, de los cuales el 80% provienen del sector tecnológico, alejado totalmente del mundo del motor. De esta forma, Ford cuenta con uno de los centros de investigación automovilística más grandes de la zona.

Entre sus experimentos más importantes los responsables destacan estos cuatro:

* Prueba virtual de vehículos autónomos: este estudio permite la interacción virtual entre un vehículo autónomo y los peatones, replicando situaciones de la vida real que hacen posible entender mejor y desarrollar respuestas a algunas de las cosas inesperadas que pueden ocurrir en la carretera.
* Fusión de sensores: Los sensores de los vehículos autónomos detectan y localizan objetos a la vista del vehículo, fusionando información para ofrecer una vista de 360 grados de los alrededores del vehículo, incluidas señales de tráfico, otros vehículos e incluso peatones.
* Detección de peatones por cámaras: Los sensores de las cámaras actúan como ojos del vehículo, permitiendo al coche “ver” y sentir a los peatones.
* Atención sanitaria a partir de datos: A través de los datos recopilados por pickups Ranger y motocicletas equipadas con tecnología OpenXC, Ford está colaborando con la organización Riders for Health para recopilar datos GPS y coordenadas de mapa para hacer que el envío de asistencia médica, vacunas y medicación a habitantes de las zonas rurales de África sea más eficiente y accesible.

Además, y como es lógico viendo el boom de los desarrollos para coches autónomos, el fabricante ha conseguido un permiso de conducción de vehículos autónomos en California para comenzar a realizar pruebas en carreteras públicas con el Ford Fusion Híbrido totalmente autónomo durante el año que viene.

El futuro de Ford pasa por que este laboratorio consiga mejorar a los coches autónomos pero sobre todo la interacción del coche con el resto de elementos de su entorno, incluidos los ocupantes.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.