Este año ha sido el año en el que hemos empezado a ver el potencial de los smartwatches, la primera hornada de dispositivos corporales para nuestras muñecas que pretenden extender a los smartphones, y en el futuro poder actuar de forma independiente.

Para compararlos, he estado varios días llevando a la vez cinco smartwatches: Apple Watch, Moto 360 de segunda generación, Samsung Gear S2, Sony Smartwatch 3 y Huawei Watch.

Tranquilos, iba con manga larga para que la gente no se llevar las manos a la cabeza al verme por la calle. — Lo más divertido fue recibir una notificación y sentir vibraciones por el cuerpo. Una sensación edificante. Para el Apple Watch tuve que llevar un iPhone por separdo además del Galaxy S6 Edge+ en el que tenía conectados los tres Android Wear y el Gear S2 con Tizen.

Los contrincantes

  1. Apple Watch: de momento el más popular de todos. Viene en dos tamaños y múltiples configuraciones de metal, y correas de gran calidad. Los precios van desde los 420 euros hasta los 18.400 euros.

  2. Galaxy Gear S2: el séptimo wearable de la coreana apuesta por Tizen como sistema operativo. Viene en versiones moderna y clásica, además de una versión extra con 3G que de momento no está disponible en Europa. Los precios van 350 euros a los 380 euros de la versión clásica.

  3. Huawei Watch: El reloj con Android Wear de la compañía cantonesa ha añadido variedad a la oferta de smartwatches con el sistema operativo de Google. Empieza en 399 euros y sube hasta 699 euros para la versión "Elite".

  4. Sony Smartwatch 3: Con GPS incorporado pero sin carga inalámbrica, el reloj de Sony es el más barato. Desde unos 150 € la versión con correa de plástico a los 280 € de la versión en acero inoxidable.

  5. Motorola Moto 360 (2ª generación): Gran capacidad de personalización en el smartwatch de mayor tamaño. Empieza en 290 € la versión deportiva, hasta los 410 € de la versión con correas de acero. El más configurable de todos gracias a Moto Maker.

1. Caras

huawei-watch-diseño

A nivel de caras, los Android Wear ofrecen gran variedad y algunas propias independientes de cada uno. Aquí la forma rectangular del Sony Smartwatch patina al no aprovechar bien las caras que provee el sistema operativo.

En el Motorola y el Samsung hay muy buenas e interesantes caras. Pero me encantan las exclusivas que ha diseñado Huawei para el suyo.

El Apple Watch a pesar de ser rectangular consigue sacar mejor rendimiento al área extra con más funcionalidad añadida, además de una calidad de diseño superior general y muy variado. Ese extra de área, diseño y funcionalidad de las caras del Apple Watch hacen que lo ponga como ganador de esta categoría.

2. Cargador

moto-360-cargador

A día de hoy tenemos que cargar nuestro smartwatch cada día o dos como mucho. Con cinco encima, tener que ponerlos a cargar notas mucho la calidad del cargador, cuanto tarda en darle la energía necesaria para continuar. Si es cómodo, si sirve para más cosas, el precio de los repuestos por si quieres tener más cargadores en diferentes lugares.

Aquí los peores parados son el Apple Watch y el Huawei, con cargadores de estetoscopio. Imanes que cargan de forma inalámbrica los relojes y puedes colocar en cualquier parte, por otro lado son muy feos. Sobretodo si te has gastado 10.000€ en un Apple Watch, de ahí que Apple haya lanzado un cargador dock mucho más bonito, pero por 99 € se sale de las posibilidades de muchos. Quizá en el futuro entre en el pack de los Apple Watch, pero de momento solo es un extra.

El Sony Smartwatch 3 tiene un cargador micro-USB directamente, muy feo y muy rudimentario, pero que te permite cargarlo rápidamente con prácticamente cualquier micro USB en un apuro. Definitivamente me quedo con los cargadores del Motorola Moto 360 y del Samsung Gear S2, sirven de base por las noches, son bonitos —¡además son compatibles entre ellos!—, y vienen incluidos con el reloj.

3. Correas

apple-watch-bands

No hay mucha consideración que realizar aquí. El Apple Watch gana por goleada. Las correas son de una calidad increíble, pero con un precio alto de forma acorde. Desde las más asequibles Milanesa, las de piel, o pulsera de eslabones de acero inoxidable, a las exclusivas de Hermes. Están a otro nivel de comodidad y lujo, incluso la barata de fluoroelastómero tiene una calidad y sensación alucinante.

En un mercado más asequible, el Huawei Watch y el Motorola Moto 360 ofrecen versiones con correas de cuero muy agradable, pero lejos de la calidad de relojes tradicionales o las de Apple. La versión normal del Gear S2 viene con una correa que no es muy cómoda, un poco mejor la versión clásica de cuero, pero tampoco esperes mucha calidad.

De estos tres, el Huawei ofrece las mejores correas, aunque extrañamente ninguna de goma. En cuanto al Smartwatch 3 de Sony, la versión de goma es muy deportiva y lejos de ser un producto para vestir, el cierre es un poco incómodo. La versión de acero mejora un poco, pero duplica el precio.

4. Batería

Batería del Apple Watch (c) [iFixit](https://www.ifixit.com/Teardown/Apple+Watch+Teardown/40655)
Batería del Apple Watch (c) iFixit

El estándar es un día de uso medio para todos los relojes probados. Aquí destacan el Gear S2 y los Android Wear más recientes como el Motorola Moto 360 o el Huawei Watch mejoran mucho la batería comparado con los de 2014.

Motorola Moto 360 y el Huawei Watch, además del Apple Watch, aguantan el día de sobra. Un poco atrás queda el de Sony, que se suele quedar más vacío de batería al finalizar el día. El Gear S2 llega a los dos días de forma constante de nuestro uso y es el ganador de este apartado. Aunque quizá este punto tenga que ver con el siguiente apartado.

5. Funcionalidad del software

Samsung Gear S2-21

A nivel funcionalidad, tenemos watchOS 2 que ofrece buenas aplicaciones nativas funcionando en el reloj, y una cantidad de ya buenas aplicaciones que hacen más que mostrar notificaciones.

Por su parte, Android Wear está un poco más lejos en el total de aplicaciones —4.000 frente a las 13.000 de watchOS, según el último recuento público—, pero aún así tiene aplicaciones disponibles que te harán dejar el móvil en el bolsillo en bastantes ocasiones.

El Gear S2 sufre en este apartado debido a que los desarrolladores aún no han podido adaptarse bien al nuevo sistema operativo, pero debería crecer pronto el total.

Dentro de la relativa infancia del sector, encuentro watchOS algo más maduro en general. Y además de la cantidad, la calidad de las aplicaciones del Apple Watch es habitualmente superior que sus rivales y el apartado lo gana de forma confiada. A pesar de ello, debo añadir que quizá un exceso de dependencia de los servicios de Google haga que para ti sea mejor un Android Wear.

6. Funcionalidad del hardware

Samsung Gear S2-15

Estar atados, o emparejados, al smartphone limita mucho las posibilidades de estos relojes, pero poco a poco se están separando.

Usarlo como GPS independiente está limitado al Sony Smartwatch 3 de todos los probados. De todos, solamente podremos responder llamadas en el Apple Watch, y aún hay poco espacio para tener una buena librería musical en ellos.

El Gear S2 ofrece una versión con conexión 3G, altavoz y GPS que elimina muchas de las limitaciones del Gear S2, que podría ser la ganadora si puedes comprarla en EE.UU o Corea del Sur. — Además, el marco rotatorio es fantástico.

7. Compatibilidad

El Apple Watch solo funciona con iPhone (de momento 5, 5c, 5s, 6 y 6s), así que si no tienes un terminal de Apple olvídate. Quizá con watchOS 3 o 4 empiece a ser más independiente, pero de momento no lo es.

El Gear S2 funciona con muchos de los terminales Android y de Samsung de gama media y alta. Por su parte Android Wear funciona con aún más smartphones, incluyendo —de forma limitada— el iPhone 5, 5c, 5s, 6 y 6s. Así que en esta categoría de momento ganan los tres terminales con Android Wear.

8. Diseño

Android Wear Caras Faces

He querido dejar el aspecto del diseño para el último, porque al ser accesorios que llevamos con nosotros y estamos constantemente mirando, el diseño importa mucho más ahora que nunca.

El Apple Watch se ofrece en tres versiones principales: aluminio, acero y oro. La versión de aluminio a su vez viene en cuatro acabados: plateado, gris oscuro, dorado y oro rosa. — Suficiente variedad, con un gran diseño que no oculta que es un reloj inteligente.

El Gear S2 ofrece un buen diseño, que aunque sufre en el apartado de correas. No te hará quedar mal, en especial la versión Classic. Pero se queda a las puertas de ser un gran diseño.

Motorola ofrece un mejor diseño, ampliamente personalizable, y aunque encuentro los dos tamaños muy grandes para las respectivas muñecas a las que están orientados, el del Moto 360 es un diseño robusto que con una buena correa puede dar una buena cara. El Huawei Watch es una versión más comedida en tamaño del Motorola. Y además no tiene la incómoda franja inferior del Moto 360.

Conclusiones

No puedo declarar un ganador claro. Dispositivos tan dependientes requieren que examines el caso propio con detenimiento, sea para ti o para un ser querido.

Para un iPhone, la única opción a la hora de la verdad es el Apple Watch. No es más caro que un buen smartwatch con Android Wear, y además ganas el soporte completo de la plataforma y la red de tiendas de Apple.

Para un smartphone Android, incluso los Galaxy, te recomiendo el Gear S2 3G si puedes conseguirlo por la funcionalidad extra que ofrece. En caso de no poder, creo que el Huawei Watch es la mejor opción teniendo en cuenta todos los factores de diseño, funcionalidad, apps, batería, y precio.

Si tienes un mayor interés en el diseño, y el precio no te lo quita, deberías también mirar el Tag Heuer con Android Wear.

Si los smartwatches te parecen caros, seguramente es porque lo sean, y harás mejor en invertir ese dinero en un mejor smartphone. No son —ni serán— para todos, por ahora son un segmento de la tecnología de consumo cuya utilidad varía enormemente de persona en persona. Si esperas a que estos relojes lleguen a los 100 euros o precios similares vas a tener que conformarte con modelos de goma y baterías de dos suspiros. De momento tendrás que esperar.

👇 Más en Hipertextual