El gobierno de Nueva Zelanda ha mantenido unas elecciones durante esta primavera austral, para encontrar una nueva bandera que represente el país archipiélago. Otra votación será necesaria en marzo de 2016, donde los ciudadanos del país oceánico decidirán si utilizar la nueva, o quedarse con la tradicional.

La actual bandera de Nueva Zelanda (inferior) es muy similar a la de Australia (superior), uno de los principales puntos esgrimidos a favor del cambio.

La semana pasada, la votación por Internet que recibió un millón y medio de votos, casi el 50% del electorado, dejó dos candidatos finales, ambas con el popular diseño de la hoja de helecho diseñado por Kyle Lockwood un arquitecto neozelandés.

En plata sobre fondo azul y negro, con la Cruz del Sur en su tercio derecho, fue designada la ganadora definitiva tras una votación reñida.

La otra candidata era el mismo diseño, pero con el la hoja de helecho blanca y la parte superior roja.

La bandera roja y azul quedó 2ª en las votaciones finales, y descartada para la votación final en marzo.

La votación ha sido criticada por el alto coste, 18 millones de dólares, y las motivaciones políticas detrás del mismo. El debate se ha situado muy paralelo al debate sobre las aspiraciones de parte de los ciudadanos neozelandeses de convertirse en una república independiente y abandonar la Commonwealth británica.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.