Akatsuki

La agencia espacial japonesa JAXA ha anunciado la inserción de la sonda Akatsuki en la órbita de Venus. El éxito de la misión viene precedido de un primer intento fallido, algo que ocurrió hace cinco años. El lunes 7 de diciembre la nave encendió sus motores y fue "atrapada" por la gravedad de este planeta, objetivo de la entidad japonesa, que pretende estudiar su clima.La agencia japonesa ha logrado en el segundo intento el éxito de la sonda que estudiará el clima de Venus

Los científicos nipones, además de confirmar el éxito inicial de la misión, han dado a conocer las primeras imágenes sobre Venus. Tras insertarse en la órbita elíptica del planeta, la sonda se situará a 400 kilómetros de altitud en el apoastro y a 440.000 kilómetros en el periastro. La recepción de estas fotografías ha permitido también a los investigadores conocer el "estado de salud" de la nave y de los tres instrumentos científicos que porta (la cámara de 2μm, Lightning and Airglow Camera (LAC) y Ultra-Stable oscillator (USO)).

Después de completar su viaje, Akatsuki seguirá ajustando su órbita e instrumental con el fin de comenzar las operaciones científicas a partir de abril de 2016. Masato Nakamura, project manager de la JAXA, señaló a la revista Nature que "había sido un tiempo largo de espera". La primera sonda Akatsuki alcanzó Venus en 2010, pero por razones desconocidas falló a la hora de introducirse en la órbita del planeta. En aquel momento la JAXA dio la nave por perdida, pero anunció sus intenciones de retomar el proyecto para estudiar el clima de Venus. Una declaración de intenciones que ahora se convierte en realidad gracias al empeño de la agencia nipona.