Tras el anterior atentado del Estado Islámico en París, decenas de musulmanes salieron a manifestarse en las calles parisinas con el lema "No en mi nombre", manifestación que encabeza estas líneas. Lo hicieron con la voluntad de condenar la acción, así como transmitir ese rechazo al pueblo francés para que comprendiese que la barbarie del Estado Islámico no era algo apoyado por la religión musulmana, y por ende, por todos los musulmanes. Al contrario.

Hoy sábado, tras los atentados de París de la noche del viernes, volvía a planear el miedo a un posible rechazo a la comunidad musulmana, francesa y europea. No es un tema trivial. Tras el 11-S, árabes y musulmanes se convirtieron en el blanco del odio en Estados Unidos. En España, donde la situación es relativamente tranquila, también ha habido brotes de islamofobia puntuales, especialmente tras los atentados del 11-M en Madrid.

Ahora, para prevenir nuevos casos de islamofobia, tranquilizar a la comunidad musulmana que puede estar previniendo más rechazo, y ofrecerles un apoyo real, ha surgido de forma espontánea el hashtag #YoTeAcompaño para tender una mano a los musulmanes que hayan sufrido muestras de rechazo o crean que pueden sufrirlas, acompañándoles por la ciudad en la que estén. Esta idea se ha propagado rápido por todo el país. Aunque por supuesto, se ha diluido parte de su intención: está siendo utilizada para mostrar apoyo genérico, sin más, sin especificar una ciudad.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.