Ayer os contábamos cómo la MPAA afirmaba estar detrás de la muerte de YIFY y de Popcorn Time, aunque la cosa para el primero parece ir un poco más allá. Leemos en TorrentFreak cómo el lobby de la industria del cine ha llegado a un acuerdo con YIFY/YTS para cerrar definitivamente su web y parar sus actividades, terminando de un plumazo con el misterio de qué pasará con el futuro de la scene más popular de películas en alta calidad y bajo peso de la red.

Lo más interesante de todo es que, con este acuerdo, se han podido conocer más detalle de quién estaba tras YTS, y según revela todo el asunto, el autor intelectual es un ciudadano de Nueva Zelanda que, de no haber llegado a un acuerdo con la industria, se enfrentaría a un demanda multimillonaria. De nuevo, parece, que Nueva Zelanda se ha convertido en uno de los focos de este tipo de actividades, puesto que es el segundo gran caso de la industria tras el de Megaupload y Dotcom.

De momento todo parece indicar que se trata de un acuerdo privado entre las partes, y tampoco está claro bajo qué términos. Lo que si está claro que es la momentánea vuelta de YTS a la que asistíamos antes de ayer tiene fecha de caducidad, y ya pertenece a la MPAA.

Algo que nos deja este caso es ver cómo la industria ha preferido llegar a un acuerdo antes que ir directamente con demandas. Veremos qué pasa con el futuro de la webs de descargas.