La famosa franquicia de The Hunger Games cierra su paso por el séptimo arte con esta cuarta película que da fin a la historia de Katniss Everdeen, y su papel indiscutible en la Revolución de Panem. Los fans de la saga estarán más que emocionados, por fin se estrenó el desenlace de esta heroína sui generis que es Katniss Everdeen. Recordemos que las películas están basadas en la trilogía escrita por Suzanne Collins. Así, año con año, desde 2012, la franquicia ha confeccionado sus entregas, cada una muy distinta y cada una con sus propios aciertos como desaciertos.

Despedir una franquicia tan importante no debe ser tarea fácil, pero lo es más si se alarga sin sentido. Y es que Mockingjay 1 y 2 están basadas en el tercer libro de Collins: Sinsajo, pero esto no se traduce en mejores películas y, aunque entretenidas, son entregas que pierden fuerza por obligarlas a ser dos. Ambas son películas con grandes vacíos y en las que se siente el hambre de ganancias y poco más.

Desde 2012 que apareciera la primera película de The Hunger Games la franquicia apostó por tener su propio sello al representar esa sociedad distópica en donde se desarrollan los hechos y la historia personalísima de Katniss Everdeen. Con una estética propia y un futuro sin época en lo visual, arrancó toda clase de opiniones. Las tomas de cámara, la narrativa visual y una heroína como protagonista, la catapultaron a un lugar muy alto en las sagas. El primer director Gary Ross solo confeccionó la primera entrega para dar paso a Francis Lawrence, quien se ha hecho cargo del resto.

La franquicia ha hecho entregas que jamás han carecido de acción y entretenimiento; entregas que nos han llevado a comprender muy de cerca a Katniss. Cosa difícil si contamos que los libros de Collins están narrados en primera persona, lo que la hace una historia muy íntima, muy cercana; y esta puede ser la gran dificultad para las adaptaciones al cine, pero también es la razón por la que Katniss ha ganado adeptos por sí misma, debido a los lazos que se crean con el personaje en las novelas.Dicho esto, ya para la primera parte de Mockingjay, la franquicia había amasado una cantidad de fans alrededor del planeta y ganancias millonarias. Como no hay forma de detener este ritmo de sagas, la decisión de dividir la última novela de Collins no sonó extraña, aunque sí arriesgada. El resultado, como decíamos, es que The Hunger Games: Mockingjay 2 carece de fuerza y no funciona como una película aislada en absoluto.

Lo anterior no debe interpretarse como una falta de entretenimiento porque Mockinjay es amena, con mucha acción pero que, como un todo, carece de fuerza, de arrojo, de contagiar que la rebelión está con todo para derrocar a Snow y las injusticias en todos los sentidos que viven los Distritos de Panem. Y aquí valdría una percepción muy subjetiva de lo que hay detrás de la esta película: solo un gran signo de pesos. El cine es arte y, por más que esta clase de sagas se mueva por dinero, el resultado final de alguna forma "demuestra" el nivel de compromiso con la historia.

Y es que Mockingjay 2 tiene la mesa puesta con un personaje como Katniss, redondo y conocido, atrayente y diferente; además tiene a los otros personajes confeccionando una revolución contra un régimen absolutista; tiene a la Presidenta Coin interpretada con grandeza por Julianne Moore; tiene a Peeta enloquecido por las torturas del Capitolio, en fin, tiene todo para cerrar en grande y esto no sucede así, incluso con la brutalidad de la rebelión para ganar, la caída de Snow y las pérdidas personales que todos sufren. No podría decir a ciencia cierta que es, pero podría señalar la falta de pasión. Esa falta pasión por hacer justicia a la heroína que es Katniss, sobre todo cuando no hay muchas como ella en el cine. Y si bien la película es una adaptación muy fiel a las novelas parece que copió hasta de lo que adolecen. Por momentos es muy emocionante y no deja de retratar lo que el poder hace en manos de quien sea: corromper, y aún con esto, no profundiza en ello.

Los efectos visuales en la cinta, la estética, el Capitolio sitiado, las trampas mortales, las armas, todo esto en su conjunto está muy bien logrado y representado. Acaso la razón para que Mockinjay 2 no nos decepcione por completo. Los conflictos políticos, los reveses en la guerra, y los líderes naturales son temas que se abordan y nos ayudan a disfrutar la cinta.

La venganza personal de Katniss alcanza un nivel de importancia que mueve los hilos de la historia y a su paso, casi sin querer, encuentra aliados para ello. El equipo que hace con Boggs, Crecida y compañía es de vital relevancia. Son ellos los que nos regalan los mejores momentos de acción y escenas claustrofóbicas e intensas. Sin duda, lo mejor en la película.

Ahora bien, jamás entenderé el por qué se abordó de una forma tan cursi el epílogo. Si hay algo que es lamentable y casi profano son los momentos finales de la película, no porque haya sido inventado el epílogo o porque no sea importante para conocer el desenlace de nuestra heroína, sino porque está hecho sin... pasión (una vez más asoma esta palabra que describe lo que le hace falta a toda la cinta) y de tan facilón, decepcionante. Y es que, el final en la novela es aún más íntimo, más comprensible, tiene mucha más importancia y relevancia para cerrar la historia de Katniss, cosa que no se comprende en la adaptación al cine.

Conclusión

Francis Lawrence confeccionó un final impecable pero carente de pasión, de corazón en las escenas, en las batallas internas y externas de Katniss Everdeen. The Hunger Games: Mockinjay 2 es entretenida, con momentos de acción intensos y disfrutables en el cine, esto no quita que, a pesar de tratarse del cierre, sea un final un tanto opaco, ausente de toda fuerza y emotividad con todos los elementos para serlo. Se siente como un cierre obligado a ser dos películas por motivos meramente monetarios. Además de tener un epílogo que valdría no haberlo incluido en la cinta.

Pros

  • La acción constante.
  • El manejo del tema del poder.
  • El personaje de Katniss.

Contras

  • La falta de pasión y emotividad.
  • Luce una historia alargada sin sentido.
  • El tratamiento del epílogo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.