Tras la llegada de Netflix a España no tardaron en aparecer las primeras voces de alarma: muchos clientes de Movistar alertaban de que la calidad del servicio no era óptima, sino que aparecían con frecuencia cortes en el streaming o la calidad del visionado no se correspondía con su velocidad de conexión y el plan contratado. Algo fallaba, y Telefónica anunció una investigación para esclarecer los hechos. Ahora es Netflix quien se ha pronunciado a través de Joris Evers, su director de comunicación en Europa, como ha declarado a El País.

"Somos conscientes de que hay problemas de rendimiento en el streaming, en especial en la red de Movistar, durante el horario de máxima audiencia nocturna. Esto implica que puede que los suscriptores no dispongan de la máxima calidad de imagen o que sufran tiempos de arranque más lentos en sus streamings".

Según El País, ha hablado de un buen funcionamiento con Orange, Jazztel o Vodafone, especialmente con éste último, con quien Netflix tiene un estrecho acuerdo. En cambio, con Movistar no es así, y está en conversaciones con ella para tratar de solucionar el problema.

Netflix tiene una herramienta a través de la cual publica estadísticas e informes sobre la calidad de proveedores de red con su servicio. En España todavía falta para que aparezca el primer informe, fechado para el 14 de diciembre. Para entonces podremos comprobar la propia versión de Netflix sobre la calidad que les está permitiendo ofrecer Movistar.

👇 Más en Hipertextual