Aunque se puede decir que el cierre de Popcorn Time y YIFY no cogió a nadie por sorpresa, lo cierto es que ha sido ahora cuando se está aclarando un poco el tema del cierre del servicio de contenidos piratas en streaming. Y es que según leemos en Variety, se confirma que ha sido la industria, en este caso la MPAA, la que ha "matado" ambos servicios de contenidos piratas.

Según parece, la MPAA obtuvo una medida cautelar contra Popcorn Time el 16 de octubre después de haber presentado tres demandas separadas en Canadá, todas en el propios de octubre a la vez que los estudios presentaron una demanda en Nueva Zelanda contra YTS. Las alegaciones contra ambos servicios estaban basadas en que, según la MPAA, se estaban cometiendo infracciones de derechos de autor que permitían a los espectadores ver películas piratas.

[Popcorn Time e YTS] Son plataformas ilegales que existen por una razón clara: distribuir copias robadas de cine y programas de televisión sin compensar a las personas que trabajaron tan duro para hacerlos. - Chris Dodd, Presidente de la MPAA.

De esta forma, y junto con el abandono por razones morales de algunos de los desarrolladores principales de la plataforma, ambos servicios estaban heridos de muerte, por lo que a la MPAA no le ha costado mucho dar el golpe de gracia. No obstante, ya hay numerosos proyectos paralelos que han recogido el testigo de ambos servicios, junto con un buen número de alternativas legales.