Desde que se empezó a popularizar, tanto el concepto como la tendencia, del emprendimiento en startups, cientos de iniciativas han surgido para apoyar y proteger el sector. Pero ahora, las startups españolas ya cuentan con su propia representación oficial con la Asociación Española de Startups.

El Manifiesto busca coordinar la acción de las startups en EspañaCon unas 1.800, 109 incubadoras, 71 aceleradoras y 172 inversores en España, según Startupxplore, ya se puede hablar de todo un ecosistema que requiere de una representación a la medida. Durante los últimos meses, tanto políticos como empresarios, ajenos al sector startup, han comenzado una campaña de defensa y apoyo, sabiendo en cierto modo la relevancia creciente que están demostrando. El problema es que, como suele ocurrir en estos casos, están muy perdidos y andan dando palos de ciego con iniciativas, inversiones y leyes. De las cuales veremos su evolución y últimos avances con lo que se presente en estas incipientes elecciones.

Desde la asociación se ha elaborado el Manifiesto de las Startups, en el cual se intenta concienciar del estado de la situación y de los objetivos que se pretenden conseguir, hechos por y para emprendedores. Consideran necesaria la coordinación de la inversión, el poder legislativo, corporaciones, las universidades, los propios emprendedores, y los medios de comunicación; a los cuales se les insta a que no simplifiquen la cuestión del emprendimiento y no se queden en la mera anécdota.

España ya está situada en el mapa mundial del emprendimiento, pero eso no quiere decir que esté ya todo hecho. Si desde las propias administraciones se limita la capacidad de salir a explorar nuevos mercados, o incluso que otros vengan aquí, ya se están cortando las alas. Uno de los principales objetivos del Manifiesto es buscar un marco regulatorio que se adapte a los modelos de negocio, que van muy por delante de lo establecido y que además sea homogéneo a toda la Unión Europea. De ayudar en estas cuestiones, se promociona la creación del propio ecosistema que se defiende que de no poner al día todas las conexiones, se podría perder su propia utilidad.

También se incide en la importancia que tiene la educación, y como consecuencia, la cultura en el mantenimiento del mismo ecosistema. Si se incita desde el primer momento a emprender, de una forma consciente, y no se le pone la etiqueta negativa, las opciones para el futuro podrían ser infinitas.

Y el punto de foco de la asociación está puesto también en el extranjero. En este momento, se encuentran elaborando una carta junto a otras asociaciones europeas para poner en común los problemas comunes de todas las startups del continente.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.