Las primeras informaciones tras los atentados de París, todavía entre la confusión y el shock, los atribuían al terrorismo islamista. Atribución posteriormente confirmada.

La comunidad musulmana en Francia tiene una larga historia que ha puesto a prueba en varias ocasiones el secularismo francés, cuya historia es todavía mayor: lleva siglos implantado de una forma u otra, y forma parte del carácter francés, de su identidad a lo largo del tiempo, acariciado por los acontecimientos que han ocurrido en la nación gala.

Francia tiene casi cinco millones de musulmanes en su población, que suponen casi un 8% del país. Es su minoría más grande. Al mismo tiempo, las relaciones coloniales que ha tenido Francia desde hace décadas también han supuesto un desafío al laicismo, a la secularidad francesa. Especialmente en el caso de muchas naciones del norte y centro de África.

No obstante, el laicismo galo, una idea que venía desde la Revolución Francesa de 1789, tiene su origen a nivel gubernamental en la voluntad de poner freno a la influencia de la Iglesia católica. Fue en 1905, cuando el Gobierno francés aprobó una ley que separaba por completo la administración de la Iglesia católica romana. Desde entonces, el gobierno galo abolió sus relaciones con ella.

Esto condujo a un estado laico que no financiaba ningún tipo de religión ni símbolo religioso en edificios públicos, toda vez que la práctica a nivel privado gozaba de una libertad mucho mayor que en otras naciones cercanas.

Francia es uno de los países con mayor tradición secular: desde hace más de un siglo no financia religión alguna, ni símbolos religiosos en lugares públicosCon el paso del tiempo, y el cristianismo suficientemente contenido en ese sentido, la abundante presencia de inmigrantes o ciudadanos franceses con origen o ascendencia argelina, marroquí, tunecina o turca (las procedencias más habituales) ha cambiado las tornas del desafío al laicismo, que ha tenido que evolucionar y tomar nuevas medidas con el paso del tiempo.

A nivel social y laboral la integración y naturalización han sido grandes gracias a la estabilidad que da el paso del tiempo, y quizás uno de los ejemplos más visibles y evidentes para cualquier ciudadano extranjero sea la normalidad de ver en la selección francesa de fútbol a jugadores de ascendencia africana desde hace varios años: Zidane, Cissé, Diarra, Govou, Sagna, Abidal, Anelka, Henry, Malouda, Gallas... Algunos de hecho ni siquiera nacieron en Francia, como Mandanda o Evra entre otros. Simplemente, la pluralidad étnica en Francia es un hecho asentado. La convivencia religiosa sigue teniendo problemas que van camino de cronificarse.

La selección de fútbol francesa es quizá el ejemplo más evidente de la pluralidad étnica que lleva décadas asentada en el país.

La masacre de 1961

Ocurrió en octubre de 1961, cuando el Frente de Liberación Nacional argelino se manifestó de forma pacífica contra el toque de queda establecido para todos los argelinos que poblaban París y sus alrededores. La reacción policial fue desmesurada y brutal, que acabó con... dos muertos según la policía francesa, entre 70 y 200 muertos según investigadores, y entre 200 y 400 según el historiador Jean-Luc Einaudi.

El terrorismo argelino de los sesenta en París derivó en una fuerte represión estatal a toda la comunidad argelinaDe todas formas, los testimonios de la época hablaban de decenas de cuerpos flotando en el río Sena, arrojados por los policías para tratar de ocultarlos. Asimismo, otros tantos muertos fueron disimulados de forma burocrática.

Los muertos no fueron únicamente argelinos participantes en la manifestación. La represión policial se extendió por varias calles de la capital francesa y se perseguía de forma arbitraria, sin comprobación alguna, a personas con rasgos físicos similares a los que teóricamente tienen los argelinos. Esto supuso el asesinato de ciudadanos franceses de tez y cabello morenos.

El gobierno francés, presidido por Charles de Gaulle, procedió a tapar estas muertes, y a tratarlas como un asunto secundario. Meses después, en 1962, una nueva manifestación no autorizada por el gobierno contra la guerra en Argelia y el grupo terrorista OAS terminó en una nueva matanza, la masacre de Charonne en alusión a la estación de metro donde se produjeron los acontecimientos. Ocho personas murieron a manos de la policía, que cargó duramente contra los manifestantes, y otra más murió posteriormente por las heridas.

L'affaire du foulard

Shutterstock

O "el tema del pañuelo". Fue conocido de esta manera el caso de tres estudiantes francesas musulmanas que fueron expulsadas de su colegio en 1989 por llevar pañuelos en la cabeza. Esto motivó que muchos profesores hicieran lo propio en los años posteriores.

La causa, los principios laicos de Francia, que relegaban la religión, cualquiera, al ámbito privado, y la sacaba de todo entorno público. Como por ejemplo, las escuelas. A ello se acogieron todos los funcionarios (profesores y directivos de centros) que fueron extendiendo las prohibiciones por todo el país.

Unos años más tarde, en 2004, el gobierno francés aprobó una ley mediante la cual prohibió específicamente el uso de símbolos religiosos dentro de las escuelas del sistema educativo público. Mientras la polémica continuaba, en 2010 decretó la ilegalidad de que un ciudadano cubriese su rostro, una medida claramente orientada a eliminar el uso del burka.

Los atentados

Los ochenta y los noventa supusieron para Francia la época de mayor intensidad de las acciones terroristas, que coinciden en el tiempo con el caso español y los atentados de ETA. La relación de los mayores atentados en suelo galo es largo, y la mayoría tienen a grupos árabes de diversa índole, concretamente a terroristas integristas argelinos.

Para ver un informe completo y detallado del tema, es muy recomendable este especial de El Mundo: 45 años de terrorismo en Francia, así como este otro del Real Instituto Elcano.

¿Por qué Argelia?

Argelia era una antigua colonia francesa que obtuvo su independencia en 1962. Su demografía desde entones básicamente hizo lo mismo que indicaban sus predicciones en base al contexto geográfico e histórico: los años de desarrollo venideros irían precedidos inequívocamente de un aumento de la población en medida superior a su desarrollo económico, lo cual redundaría en pobreza, lo cual redundaría en una ciudadanía frustrada en busca de soluciones a los problemas que el gobierno no puede solventar. Una cuna perfecto para el Islam radicalizado.

Paralelamente, en París se iba creando una brecha de varios niveles entre ciudadanos de origen o ascendendia argelina, y ciudadanos franceses con antepasados galos. Esto se podía ver principalmente en el campo educativo, por supuesto con la balanza desequilibrada

De los disturbios de 2005 a Charlie Hebdo

Todo surgió de una confusión. En 2005, varios policías acudieron a un lugar donde supuestamente se estaba cometiendo un robo. Tres adolescentes de origen africano huyen de la policía al creer que estaban yendo a por ellos. Se esconden en una subestación eléctrica y dos de ellos fallecen, el tercero queda gravemente herido. A partir de ahí se desencadenó una ola de disturbios y protestas que se contagió por todo el país. 9.000 vehículos incendiados, 2.900 detenidos, agentes y ciudadanos heridos...

El Parlamento francés centró el objetivo de la culpa en los raperos, a quien acusaba de incitar a la violencia en las letras de sus canciones. Los raperos respondieron que precisamente su música refleja una realidad que durante años ha estado oculta e ignorada, incluyendo la de los suburbios en los que reina la miseria y el abandono incluso en edades tempranas.

El siguiente suceso especialmente recordado fue el de los atentados a los trabajadores de la publicación Charlie Hebdo, cuya crudeza y amplia documentación gráfica gracias a la figura de los smartphones, y su implicación en forma de dotar de una cámara a cada ciudadano, sacudió de nuevo a todo el mundo. Dos hermanos de origen argelino (posteriormente abatidos por la policía francesa) mataron a doce empleados de la revista en venganza por la publicación de una caricatura de Mahoma. Unos meses después, París volvió a mancharse de sangre. El pasado 13 de noviembre.

Relacionado: Quién es quién en la guerra de Siria.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.