Hace apenas unos días uno de los productores de Capcom. Masachika Kawata, realizaba unas declaraciones en las que afirmaba que muy pronto tendríamos noticias de Resident Evil 7. No podían faltar las ya clásicas declaraciones que prometen un regreso a la esencia del Survival Horror. No somos pocos los que crecimos con las primeras entregas de esta franquicia que, con permiso de Alone in the Dark, instauró las bases de todo un género.

Resident Evil nos invitaba amablemente a entrar en una mansión desconocida (nos perseguían unos perros pero vamos a obviarlo). Lo más lógico era dividirse en grupos para cubrir más terreno en el menor tiempo posible. Pronto descubriríamos que estábamos rodeados de zombis y que a veces es más rentable salir corriendo que malgastar balas.

Una de las características más importantes eran los puzzles que nos podían tener horas y horas examinando un objeto y probando combinaciones imposibles. Tampoco hay que olvidar la importancia de un argumento cinematográfico que nos tenía pegado a la pantalla y que etiquetaba a Albert Wesker como uno de los villanos más carismáticos del momento.

Resident Evil 3 mejoraba aún más la fórmula de Resident Evil 2Resident Evil 2 salió dos años más tarde. Esta vez la historia tenía lugar en Racoon City y nos ponía en la piel de Leon y de Claire Redfield. Una de sus mayores virtudes era el zapping system que nos permitía superar diversos puzzles dependiendo del personaje con el que jugábamos la aventura. Una vez completado el juego con uno de ellos podíamos rejugarlo viviendo un montón de situaciones distintas.

Algo tan elemental fue muy valorado en la época. Resident Evil 3 mejoraba aún más la fórmula y añadía el Modo Mercenarios que sería un primer adelanto del futuro que le esperaba a la saga. Resident Evil: Code Veronica para Dreamcast fue el último coletazo de survival horror que veríamos en muchos años, una despedida a lo grande con un nuevos sistema de cámaras que le sentaban a las mil maravillas.

Capcom necesitaba tomar algunas decisiones y durante unos años la saga dio varios giros radicales. Resident Evil 4 supuso el punto de inflexión que todos conocemos, con una nueva cámara en la espalda del protagonista y unas mecánicas enfocadas a la acción pura y dura. Pero antes de llegar a este punto se descartaron hasta tres versiones del juego que se conocen con el nombre de Resident Evil 3.5. Circulan varios vídeos por la red en los que podemos ver a Leon enfrentándose a seres paranormales y a un misterioso hombre con un gancho que nos perseguía por los pasillos de una mansión. Finalmente se optó por ambientar Resident Evil 4 en España y lanzarlo en exclusiva para Gamecube.

Resident Evil 4 fue todo un éxito y ya no había marcha atrás. Dejando de lado algunos experimentos online como Resident Evil: Outbreak, la saga apostaba por explosiones hollywoodienses y por escenas en las que el tiempo bala de los hermanos Wachowski era el verdadero protagonista. También ayudaron a ello las películas que se estrenaron en los años venideros, protagonizadas por Milla Jovovich. Resident Evil 5 y Resident Evil 6 no tuvieron la recepción esperada y la saga perdió identidad y calidad por partes iguales.

Durante todos estos años Capcom ha ido probando varios enfoques. Por un lado tenemos un regreso al survival horror de antes con los remakes del primer Resident Evil y el remake de Resident Evil 0. Tampoco podemos olvidarnos de Resident Evil Revelations, que pese a tener muchísimas escenas de acción, coquetea de forma tímida con un desarrollo basado en puzzles y el miedo psicológico.

El último gran movimiento de la compañía ha sido anunciar el Remake de Resident Evil 2 y contratar como consultores a los fans que trabajaban en un remake no oficial que había conseguido mucha repercusión en las redes. Por otro lado Capcom no quiere dejar de lado los tiroteos y ha decidido ir con todo con Umbrella Corps, un juego que apuesta por el modo competitivo y que solo podrá adquirirse en formato digital, a un precio reducido de 29.99 euros.

resident evil-1

El camino que decida tomar la saga es una incógnita. La separación de géneros ha ayudado a que el público nunca acabe de estar contento con las decisiones de la compañía. Faltará por ver si Capcom decide volver al género del survival horror o si se quedará otra vez a las puertas con algo intermedio. Residen Evil Revelations y su secuela tienen algo muy bueno que es una presentación como si fuera una serie de televisión.

Sin embargo el formato episódico no ha ayudado a que nos lo acabemos de tomar en serio. Resident Evil es una saga que merece volver a lo grande y por todo lo alto. Al menos así lo sentimos lo que crecimos agarrados a un mando y con miedo de quedarnos sin hierbas verdes que combinar.