A una semana apenas de la marcada fecha por "Regreso al Futuro II", cada día que pasa nuestro presente se parece cada vez más al futuro que vio Marty McFly. ¿Recordáis el momento en el que McFly pasa junto a un cine y un tiburón en 3D sale del frontal? Bien, pues en aquél momento el concepto era puramente de ciencia ficción. En 1989 alguien soñó que esto podría realizarse. Pero la tecnología existente por aquél entonces lo ponía en el campo de la fantasía y no de la ciencia. Ahora, la posibilidad de ver en 3D una película sin usar gafas de ningún tipo de vuelve realidad y con ella, parte de la mítica película. Y es solo una de las aplicaciones que ya están disponibles y que algún visionario vaticinó. ¿Se parece nuestra realidad al futuro que muestra "Regreso al Futuro"?

La publicidad en 3D, una realidad

Bueno, decir eso es mucho. Realmente es prácticamente imposible cumplir con todos los parecidos de la película. Lo que sí que podemos es comparar algunas tecnologías, que, desde luego, se han cumplido. Pero lo más gracioso, tal y como comentábamos, es que la mayoría son solo fruto de la ciencia ficción y no de la documentación científica. Así ha ocurrido, por ejemplo, con la publicidad en 3D que aparece cuando Marty se acerca a un Cine Holo Max y una versión en 3D de "Tiburón 19" aparece para devorarlo. Y es que una compañía actual (y real) llamada TriLite Technologies ha desarrollado un prototipo que permite ver el cine en 3D sin que necesitemos gafas de ningún tipo.

Para ello emplean un complejo sistema de lentes y espejos con proyección láser que manda imágenes distintas (y complementarias) al ojo derecho e izquierdo. Esto provoca que nuestro cerebro componga una imagen en tres dimensiones sin necesitar ningún aparato especial. El primero de los prototipos era monocromático. Pero él último, tal y como anuncia la compañía, es a todo color, por lo que cada vez se parece más a la publicidad en 3D de la película. De hecho, según explican, la tecnología ya está lista para ser comercializada. Ahora solo queda esperar a que se ponga en manos de una compañía que quiera explotarla económicamente. Y tal vez colocarla en la entrada de un cine.

Y, ¿cómo se verá?

Desde luego no como el tosco tiburón de "Regreso al Futuro", desde luego. Lo que ofrece TriLite technologies es algo mucho más sofisticado. Y además, no solo es una imagen en 3D, sino que esperan poder ofrecer una pantalla multicontenido donde revisar distinta información e incluso, en un futuro, poder interactuar con ella. Para eso, como explicábamos, quieren utilizar tecnología estereoscópica de última generación. El concepto es verdaderamente bueno ya que podría emplearse tanto para publicidad en 3D como para ver películas mucho más inmersivas. También podría utilizarse para desarrollar sistemas HUD mucho más avanzados y sofisticados, así como juegos mucho más realistas.

La verdad es que la cantidad de aplicaciones es inmensa, pues hablamos de hologramas que van directas a nuestra visión y que no tienen por qué verse de la misma manera por todo el mundo. Pero ahora, seamos realistas. Aunque parece que el futuro de "Regreso al Futuro" está aquí, eso no es cierto. Esta misma tecnología que promueve TriLite todavía está en sus Aunque está casi en fase comercial, a la tecnología todavía le queda mucho por desarrollarcomienzos. No podemos esperar verla en todo su apogeo y con todo su potencial en unos pocos años.

Entre otras cosas, porque hace falta desarrollar otras tecnologías complementarias, solucionar problemas físicos de exterior y comprobar que efectos tiene sobre la salud y el comportamiento humanos. También es un potencial competidor para las cada vez más asentadas gafas de realidad virtual, lo que podría ponerle algunas trabas puramente logísticas. Pero en cualquier caso, vemos como lo que un día soñaron los guionistas, como los aeropatines o la publicidad en 3D de "Regreso al Futuro" ahora está en otro campo distinto al de la imaginación. En concreto, en el campo de la ciencia, el cual promete un futuro aún mejor y más interesante que el de la propia película.