La creatividad y la fotografía son dos conceptos que se encuentran vinculados. Ya no importa tanto el tener un paisaje bonito, sino la capacidad del autor para aprovechar el entorno y los medios que dispone. Dicha filosofía se puede aplicar en todos los ámbitos, incluso en la forma de documentar un embarazo.

Así, el fotógrafo Simon Schaffrath ha publicado en Bored Panda una manera un particular de registrar el momento de espera hasta el nacimiento de su hijo Theodor. Como el propio profesional escribe, ha decidido optar por unas imágenes especiales y creativas usando el propio cuerpo de su mujer.

Simon realiza una nueva foto cada semana, la cual también requiere un proceso de maquillaje y edición en Photoshop. Como vemos, la barriga de su mujer ha sido utilizada para representar desde una pradera hasta una montaña nevada, lo que a grandes rasgos no deja de ser un bodegón fotográfico.

De hecho, el autor de las imágenes comenta cómo, en ocasiones mientras realiza las instantáneas, Theodor golpea la barriga de su madre y le obliga a reparar el decorado de la zona dañada.

Como podemos comprobar, los resultados son, como mínimo, divertidos. Al final, lo que importa para documentar un embarazo es captar la esencia de ese momento único e irrepetible, algo que seguramente Theodor agradecerá en un futuro.