Comenzaron a ganar fama en el baloncesto, aunque luego acabaron en los pies de artistas de movimientos contraculturales como el punk y, posteriormente, acabaron convirtiéndose en todo un símbolo y uno de los calzados más clásicos de los últimos cien años. Siguiendo aquello de 'si algo funciona, déjalo así', nadie se había atrevido a cambiar estas zapatillas hasta ahora. Han tenido que pasar casi cien años para que Nike presente las Converse Chuck Taylor All Star II, un rediseño que intenta mantener la particular estética del modelo, pero intentando buscar una mayor comodidad. Como dice el CEO de Converse, Jim Calhoun, "Me encantan, pero siempre he querido llevarlas puestas más de un par de horas".

Efectivamente, aunque las All Star sean uno de los modelos de calzado más vendidos de todos los tiempos (con más de mil millones de pares facturados, sin contar obviamente las millones de falsificaciones), nunca tuvieron fama de ser las más cómodas del mercado. Siguiendo la filosofía y la tecnología de su marca madre desde 2003, Nike, las nuevas Chuck Taylor tendrán mejores materiales, un acabado más depurado y, claro, serán más caras. Eso sí, el diseño sigue siendo 100% Converse.

Comenzarán a venderse a partir del 28 de julio en cuatro colores (negro, azul, rojo y blanco) y en dos modelos distintos (parte superior alta y parte superior baja). El modelo high top se venderá por 75 dólares, unos 15 dólares más cara que el modelo clásico original, que seguirá vendiéndose (por ahora). Más info en la web oficial de Converse.