La Agencia Espacial Europea ha anunciado los nuevos planes sobre Rosetta, la histórica misión que logró aterrizar sobre el cometa 67P el pasado mes de noviembre. La noticia más destacada es que la misión se extiende hasta septiembre de 2016, nueve meses más de lo previsto.

La Agencia Espacial Europea extiende la misión Rosetta hasta septiembre de 2016El objetivo de la Agencia Espacial Europea no es otro que ser capaces de "monitorizar la disminución de la actividad del cometa 67P tras su paso por el perihelio solar". La información obtenida nos permitirá comparar qué ocurre en un cometa al volar cerca del Sol, y extrapolar los datos para saber más acerca de la vida de estos cuerpos rocosos, según ha comentado Matt Taylor, Project Scientist de la misión Rosetta.

¿Pero cuál es la razón por la que la misión Rosetta se extiende sólo nueve meses más? De acuerdo a los cálculos de la Agencia Espacial Europea, a partir de septiembre de 2016 la sonda no obtendrá energía solar suficiente para recargar sus baterías, por lo que los instrumentos científicos de la misión no funcionarán correctamente.

¿Dónde está exactamente Philae?

Durante el período de tiempo extendido, sin embargo, los investigadores creen que sería posible identificar visualmente la posición de Philae sobre el cometa 67P, después de captar una fotografía a 207 kilómetros del cuerpo rocoso. Tras despertar de su larga hibernación, el módulo ha estado enviando datos a la misión Rosetta que serán realmente interesantes para conocer su viaje en los últimos siete meses.

La hibernación de Philae ocurrió a las pocas horas de lograr el aterrizaje sobre el cometa 67P. Las dificultades técnicas que ocurrieron, debidas a problemas en los sistemas de anclaje a la superficie, y la posición ladeada del módulo, provocaron que éste no recibiera suficiente energía del Sol. Tras siete meses de silencio, el pasado 14 de junio el módulo despertó.

Los científicos del centro del centro de Darmstadt anunciaron que Philae había sido capaz de enviar más de 8.000 paquetes de información. De este modo, la Agencia Espacial Europea confirmó que el módulo operaba a una temperatura de -35ºC y contaba con 24 Watts disponibles. Cinco días después, Philae pudo enviar nuevos datos a la misión Rosetta. El módulo sigue vivo, trabajando para profundizar en la exploración de su nuevo hábitat.

Trazar el pasado del cometa 67P

La sonda Rosetta, que actualmente se encuentra a una altitud de 200 kilómetros sobre el cometa 67P, ha estado investigando también la basura espacial que rodea al cuerpo rocoso. Con la ayuda de instrumentos como GIADA o la cámara OSIRIS, los científicos han podido determinar la existencia de centenares de granos de polvo orbitando alrededor del cometa.La basura espacial que rodea al cometa nos permite conocer su historia

Un estudio publicado recientemente, sin embargo, ha podido confirmar la naturaleza de cuatro trozos más grandes que también rodean al cuerpo rocoso. Según las conclusiones de la ESA, alguna de las piezas cuentan con un diámetro de un metro de distancia. Estas mediciones han sido posibles gracias a la obtención de 30 fotografías, que han permitido conocer no sólo el tamaño, sino también la trayectoria de estas piezas.

¿Pero de dónde vienen estos restos de basura espacial? Al contrario de lo que sucede en la Tierra, los grandes trozos que orbitan el cometa 67P pueden ser fragmentos fruto de la desintegración del propio cuerpo. Aunque las piezas no suponen ningún peligro para la misión espacial, su investigación sí puede ayudarnos a trazar el pasado del cometa 67P.

Los nuevos planes de la Agencia Espacial Europea, sin duda, son una buena noticia para la ciencia. Gracias a la extensión de la misión podremos obtener más datos del módulo Philae, y adentrarnos en la desconocida historia del cometa 67P.

👇 Más en Hipertextual