Con Inside Out de Pixar entramos de lleno a los grandes estrenos taquilleros, y si Jurasic World nos acercó de nuevo a la franquicia iniciada por Steven Spielberg en 1993, en el caso de la cinta animada Inside Out dirigida por Peter Docter seremos llevados de la mano a la mente de una pequeña niña de 11 años llamada Riley, la cual se enfrenta, al mismo tiempo, al cambio de residencia a San Francisco por el trabajo de su padre y sus primeros pasos a ese lugar obscuro llamado adolescencia.

Con esto en mente, valga la metareferencia, vayamos a esa investigación detrás que todo proyecto cinematográfico debe tener. En este caso, el director tuvo que echar mando de los estudios sobre las emociones que son parte primordial en el argumento de Inside Out. Una de las teorías usadas para definir los personajes en la película animada es la de Paul Ekman, un pionero en el estudio de las emociones y que ha sido consultor de otros estudios como Disney e Industrial Light & Magic, además de la serie 'Lie to Me'.

Paul Ekman explica que durante una investigación que realizó hace más de 40 años buscaba demostrar, como se creía entonces debido a la corriente liderada por Margaret Mead, que las emociones son determinadas culturalmente y que, aún más, algunos pueblos no tenían emociones. Ekman señala que él es un científico que cambió su forma de pensar por sus descubrimientos, y estos fueron que hay emociones universales sin importar el aspecto cultural. Dichas emociones son distintas a los gestos simbólicos en los que sí hay claras diferencias de cultura a cultura.

Así pues, la teoría de Ekman es parte fundamental de Inside Out ya que, poca cosa, a partir de esta es que se definieron los personajes que están en la cabeza de Riley y de los demás personajes en la película, tal como podemos ver en los tráilers.

Los personajes, así como las emociones universales de Ekman son: ira, el asco, el miedo, la alegría, la tristeza y la sorpresa... Momento, ¿por qué no hay personaje de sopresa en Inside Out? Porque, dice Ekman, que "la sorpresa es la emoción más corta" ya que luego de esta pasaremos a otra emoción luego del estímulo, es decir de la sorpresa podemos pasar a la alegría, tristeza, etc.

Ahora bien, no solo la interesante labor de Ekman está detrás de Inside Out. Otro científico también aportó sus estudios para ser consultor del equipo de Peter Docter. Se trata de Daltcher Ketner, profesor en la Universidad de California, y que ayudó en la comprensión de los procesos en los que se deja atrás la infancia, así como aquellos en que una emoción puede "teñir" los recuerdos que tenemos. En entrevista en NPR, Ketner señala que los animadores personificaron de forma adecuada los procesos de los recuerdos, lo que sucede cuando dormimos, los cambios específicos que puede vivir una niña al pasar a la adolescencia. En el siguiente, interesante video, podemos verlo hablar sobre la empatía y la convivencia entre las personas.

Por último, y casi como moraleja, Paul Ekman señala en sus estudios que la capacidad emocional puede desarrollarse con el paso del tiempo, entendiéndose esta como una especie de maduración personal que nos permite manejar nuestras emociones, señala que no es sencillo, puesto que, como podemos saber por sus estudios, las emociones tienen una raíz inconsciente, ajenas a la cultura y mucho más ligadas a la evolución de lo que se creía. La capacidad emocional de la que habla Ekman señala que podemos:

  1. Ser o no emotivos ante un estímulo, es decir no dar rienda suelta a la emoción natural.
  2. Elegir cómo actuar, es decir decidir como se va a reaccionar ante un estímulo.
  3. Ser más sensibles a las emociones de otros.

No queda más que disfrutar de Inside Out y conocer a esos personajes con los que, de una u otra forma, convivimos día a día desde siempre.

👇 Más en Hipertextual