Fotografía: Cards Against Humanity (Licencia)

Cards Against humanity salió a la venta en el año 2011 y comenzó como una campaña de Kickstarter. Es un juego revolucionario en muchos sentidos, no sólo por su temática controversial repleta de humor negro, chistes pesados y políticamente incorrectos, que abarcan racismo, antisemitismo, religión, abortos, entre otros, sino porque se distribuye bajo una licencia Creative Commons BY-NC-SA 2.0, es decir, puedes descargar las cartas, imprimirlas y utilizarlas, aunque no puedes comercializarlas. Tiene varias expansiones e incluso es posible crear tus propias cartas de preguntas y respuestas. Jugando Cards Against Humanity descubrirás que eres una persona realmente horrible.

¿De qué va el juego?

Zlatko Unger

Cards Against Humanity es un juego de mesa sencillo que emplea sólo cartas. Su mecánica es similar a la de Manzanas con Manzanas, pues se trata de tomar una carta de pregunta al azar, que los jugadores deben responder con las cartas de su mano y el juez designado escoge la mejor respuesta. El objetivo es crear controversia, ser irreverente y reir de temas que normalmente no se pueden tocar en sociedad. Podríamos afirmar que este juego está hecho para sacar lo peor de ti y confirmar que tienes reservado un lugar en el infierno.

Tienes dos tipos de cartas: unas negras, con preguntas y frases, y unas blancas que tienen las posibles respuestas. Cada jugador comienza con diez cartas blancas al azar, las cartas negras permanecen en su caja. Luego de esto, se nombra al Zar del juego, que tendrá las funciones de juez. Las reglas oficiales indican que el primer Zar del juego será aquel que haya ido al baño a defecar más recientemente (es en serio), el Zar toma una carta negra, la lee en voz alta y los jugadores escogerán la respuesta que les parezca más apropiada de su mazo y la entregará al juez boca abajo, para que nadie sepa lo que respondió el otro. Es importante destacar que hay preguntas que exigen dos o más cartas para responder y éstas deben entregarse en orden.

El juez toma las carta de respuestas, las mezcla y comienza a leer una por una en voz alta, releyendo la pregunta antes de presentar cada respuesta. Luego, debe escoger la que le parezca más apropiada. Su juicio puede depender de si la respuesta es divertida, si es la más correcta o sencillamente la más descabellada. La elección es personal. El ganador de la ronda se lleva un “punto genial” y comienza la próxima ronda, con un nuevo juez. El ganador será aquel que acumule más puntos geniales.

¿Cómo juego en línea?

Gracias a la particular licencia que acompaña este juego, es posible que los fanáticos creen sus propias cartas, traducciones y aplicaciones, como la aplicación de Cards Against Originality que te permite jugar en línea con tus amigos y conocidos. Para hacerlo, debes ingresar al sitio web y comenzar una nueva partida haciendo clic en el botón “New game” en la esquina superior derecha. Escoge si deseas hacer una partida local o remota. Escribe tu nombre o pseudónimo e iniciará la partida. Si inicias la partida, serás automáticamente el primer juez. Podrás observar tu mazo de cartas blancas en la parte inferior.

Para invitar a otros jugadores, sólo debes hacer clic en el ícono con tres líneas en la parte superior izquierda de la pantalla, luego clic en “Invite players”. Te aparecerá un link que puedes compartir por chat con tus amigos y comenzar a jugar juntos. Es una aplicación web muy intuitiva y fácil de usar, sólo debes arrastrar la carta escogida con el puntero hasta el centro de la pantalla. Las reglas son exactamente iguales a las del juego en físico. Ya puedes comenzar a jugar Cards Against Humanity en línea con quien desees, sin importar que no estén en el mismo lugar.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.