Es innegable que el negocio de las cámaras compactas se encuentra en decadencia. Tras la llegada de los smartphones, estos dispositivos empezaron a **carecer de valor**, ya que sus funciones podían ser perfectamente cumplidas con otro gadget que siempre llevábamos en el bolsillo.

Así, las ventas de cámaras empezaron a caer en picado. No tenía sentido comprar un dispositivo de 100€ para hacer fotos, ya que **nuestro móvil podía cumplir con ello** de una forma que incluso resultaba más satisfactoria. Además de ser más cómodo, en algunos casos también ofrecía más calidad.

Sin embargo, ese no es el único público objetivo de las cámaras compactas. También existen aficionados al mundo de la imagen que buscan una balanza equilibrada entre calidad y comodidad, que no se conforman con los resultados ofrecidos por su smartphone, por muy profesionales que sean.

Por ello, ahora predominan otro tipo de cámaras compactas, aquellas destinadas a unos **usuarios más avanzados** no interesados en cargar con su DSLR cada vez que desean salir a tomar fotos con una cámara. Comodidad sin renunciar a la calidad. Mostremos algunos ejemplos de ellas.

## Fujifilm X100T

La cámara compacta de Fujifilm se ha hecho un hueco entre los más apasionados de la fotografía. El sensor APS-C X-Trans II es del mismo tamaño que suelen utilizar las réflex más tradicionales, aunque uno de los verdaderos encantos de esta cámara es su **visor híbrido**, que puede ser tanto óptico como electrónico. El que quizá puede ser un inconveniente para algunos sea su objetivo de focal fija, aunque también existen muchas razones para optar por ella. Sin embargo, su precio pueda resultar algo elevado, ya que se puede encontrar por unos **1.200€**.

## Panasonic Lumix LX100

La hemos analizado en Hipertextual, y la calidad ofrecida nos dejó bastante satisfechos. El **sensor MOS Micro 4/3** se suma a una **lente Leica** que nos permite obtener una apertura de hasta un **f1.7**. Uno de los problemas que señalé en su momento tenía que ver con su precio, pero ahora ya ha sufrido una rebaja y se puede encontrar fácilmente por **700€**.

## Sony RX100 III

También la hemos analizado, y aunque tiene un **sensor de únicamente una pulgada** (su principal hándicap), parece defenderse muy bien en diferentes situaciones. Aunque es obvio que eso afectará a la información que podemos captar de nuestra toma, especialmente imágenes poco iluminadas.

Además, **su tamaño** se asemeja al de aquellas cámaras compactas baratas que hasta hace no demasiado nos acompañaban a todas partes, algo que no se corresponde con la calidad de imagen mostrada, siendo la de la Sony RX100 III mucho mayor. No obstante, creo que el principal problema de esta cámara es su precio, y es que por **700€** podemos optar por dispositivos que, a mi modo de ver, son superiores. Como ejemplo de ello tenemos la Lumix LX100 mostrada en el punto anterior.

## Sony DSC-RX1

Bueno, la Sony DSC-RX1 no es una compacta apta para todos los bolsillos, de hecho, costando **3.099,00€** lo es para muy pocos. Sin embargo, parece increíble que Sony consiguiese meter un **sensor Full-Frame** en un dispositivo de tales dimensiones. Asimismo, también incorpora una lente fija ZEISS de 35mm con apertura f2.0. Una delicia al alcance de los más afortunados.

## Fujifilm X30

Si la Fujifilm X100T se nos escapa del presupuesto, también podemos optar por la Fujifilm X30, la cual se puede encontrar por unos **450€**. El diseño vintage es uno de sus principales atractivos, pero su sensor **X-Trans II de 2/3** ha demostrado estar a la altura de las circunstancias.

## Panasonic Lumix LX-7

Del mismo modo que ocurre con Fuji, Panasonic también tiene una cámara algo más económica que la mostrada con anterioridad. En este caso se trata de la **Lumix LX-7**, que incluye un sensor MOS 1/1.7 y una lente con apertura máxima de **f1.4**. Por los **340€** que se puede encontrar no es una mala opción, aunque personalmente gastaría un poco más y me decantaría por la Fujifilm X30.

## Canon G1X MARK II

Es una cámara con una gran longitud focal (12,5 – 62,5 mm), que contentará a aquellos interesados en realizar fotos a objetos lejanos. Además, la pérdida de luminosidad no es demasiado excesiva, siendo ésta de **f/2,0-f/3,9**. Quizá su punto más débil sea el tamaño de su sensor, ya que 1,5’’ puede ser insuficiente teniendo en cuenta que el dispositivo cuesta en torno a los **670€**

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.