La mayoría de quienes trabajamos frente a un ordenador pasamos gran parte del día en Internet. Aprender a hacerlo de manera más eficiente puede ahorrarnos valioso tiempo y hacer nuestro día más productivo (o permitirnos terminar más rápido y dedicarnos a ver videos de gatitos, cada quien con su vida). Ya sea porque usamos de manera ineficiente nuestros recursos, porque nuestra conexión a Internet o nuestro equipo no es tan rápido como podría, o porque procrastinamos demasiado, siempre hay pequeños ajustes y medidas que podemos tomar para hacer nuestra actividad en Internet más rápida y efectiva.

Atajos de búsqueda

Aprender a hacer búsquedas más efectivamente puede ahorrarnos muchísimo tiempo, y eso incluye aprender a usar Google de manera más eficaz, o conocer la existencia de ciertos atajos de búsqueda. En lo personal, nada me ha hecho la vida más rápida en Internet como empezar a usar DuckDuckGo y acostumbrarme a sus !bangs de búsqueda. Después de adaptarme a buscar directamente desde la barra de navegación en miles de sitios (usando !tpb para The Pirate Bay, !gi para Google Imágenes, !a para Amazon o !w para Wikipedia), usar un navegador que no lo tenga configurado se siente como regresar a la Edad de Piedra.

Simplifica la lectura

La web está llena de distracciones, como imágenes, botones y menús que hacen tu tiempo de lectura más lento. Evernote Clearly es mi forma favorita de ocultar temporalmente estas distracciones, simplificando las páginas web para permitirme concentrarme tan sólo en el texto que estoy leyendo. Además, facilita otras cosas, como resaltar texto y enviarlo directamente a Evernote, lo que resulta muy útil a la hora de investigar y recopilar información de varias fuentes distintas.

Atajos de teclado para navegar

Algo tan sencillo como acostumbrarnos a usar Ctrl + F para encontrar una palabra determinada en una página web puede ahorrarnos valiosos minutos de lectura cuando estamos buscando algo en específico. Ctrl + L mueve tu cursor directamente a la barra de búsqueda en cualquier navegador, sin necesidad de tocar el ratón. Alt +y Alt + → te permiten ir adelante y atrás en las páginas visitadas, y Ctrl + A te permite seleccionar todo el texto de una página. Si acostumbras a tener muchas pestañas abiertas, Ctrl + Tab yCtrl + Mayús + Tab sirven para moverte entre ellas, y Ctrl + T abre una nueva pestaña (porque nunca tienes suficientes pestañas abiertas, claro). Probablemente ya sabías esto, pero si no, dejar de hacer todas estas cosas con el mouse significará una aceleración gigantesca de tu velocidad de trabajo.

Mide y controla el tiempo desperdiciado en redes sociales

No hace falta que te diga que las redes sociales son el agujero negro que se traga todo nuestro tiempo. Con aplicaciones como RescueTime puedes ver con claridad cuánto tiempo estás desperdiciando y cuáles son los sitios web donde se te está yendo la vida. Si necesitas una medida más radical, hay plugins diseñados para bloquearte de ciertos sitios web después de que hayas pasado una cantidad de tiempo determinada en ellos (por ejemplo, puedes fijarte un máximo de una hora al día en Facebook, que ya es bastante). Aquí siempre sale alguien a hablarme de fuerza de voluntad: yo digo, bien por los que la tienen. Los que no, sabemos cuándo necesitamos colaboración.

Usa un gestor de contraseñas

Si usas muchos servicios y redes sociales diferentes (¿y quién no, en estos días?) es mucho el tiempo desperdiciado en ingresar y escribir (sin contar con recordar) diferentes contraseñas. Usar un gestor de contraseñas seguro, como LastPass o KeePassX, hace automático y rápido tu ingreso a todos estos diversos servicios, permitiéndote tener contraseñas distintas y seguras (incluso, si lo deseas, generadas automáticamente) sin detenerte en recordarlas y escribirlas una por una, una y otra vez. Sólo necesitas recordar tu contraseña maestra, y no tienes que preocuparte por olvidar tu información de registro de un sitio oscuro en el que abriste una cuenta y no volviste a utilizar por un año.

Acelera tu navegador

Si tu conexión a Internet es lenta, y no has tocado la configuración de tu navegador, probablemente éste está configurado para asumir que tienes una excelente conexión estable de primer mundo. Hacer pequeños ajustes, como incrementar el caché de tu navegador, pueden ayudarte a disminuir el tiempo de carga de las páginas web. Algunos add-ons, como DownThemAll, también pueden resultarte útiles para automatizar algunas tareas, como descargar simultáneamente un gran número de archivos, en caso de que sea algo que hagas frecuentemente.