autobús eléctrico

El autobús eléctrico es la gran apuesta de muchas empresas nacidas con el objetivo de vender a los organismos públicos (ayuntamientos, comunidades...) un método de transporte ecológico, más rentable que el actual impulsado por gasóleo y sin que emita ningún tipo de emisiones nocivas en su funcionamiento, aliviando uno de los grandes problemas de las grandes urbes: la contaminación.

Pero se presentan varios problemas, de los que el más grande es el tiempo de carga o la autonomía, por ello, los avances se mueven sobre el camino del tiempo de carga ya que un autobús urbano va a realizar paradas cada pocos minutos y con poca separación entre ellas. El planteamiento es cargar parcialmente en cada recarga lo suficiente para llegar a la siguiente parada sin problemas, pero también sin hacer el servicio ofrecido más lento.

CSR es una empresa con origen chino que acaba de presentar su autobús eléctrico con 18 metros de largo y cuya mayor ventaja frente a la competencia es la increíble velocidad de carga de sus baterías. Según el fabricante se necesita menos de medio minuto para cargar 5 kilómetros de autonomía. De hecho, existen algunos medios chinos que hablan de tiempos de solo 10 segundos, aunque 30 ya es muy optimista si tenemos en cuenta el tiempo medio de la parada, aproximadamente de un minuto.

La mayor ventaja del autobús eléctrico no es el ahorro económico, sino la ausencia de emisiones contaminantes durante su funcionamiento.

Con paradas situadas a menos de 1 kilómetro en casi todos los casos cuando hablamos de grandes ciudades, poder cargar 5 en tan solo 30 segundos significa que en no habría que electrificar todas las paradas, tan solo unas pocas.

Pero estos tiempos de carga tan rápidos no son solo gracias a un nuevo sistema para cargarlas, del cual no tenemos aún ningún dato, sino porque su propulsor es muy eficiente, según Zhou Qinghe, el presidente de Zhuzhou, la empresa responsable del propulsor eléctrico, el consumo es entre un 30% y un 50% menor que el de la competencia por lo que con la misma energía se pueden recorrer más kilómetros. La traducción rápida es que no han inventado un revolucionario sistema de carga, sino que han hecho que lo que para otros motores significa recorrer solo 3 kilómetros, para esta unidad sean 5.

Tras el anuncio de CSR la empresa ha confirmado que ya ha recibido más de 1.200 pedidos de compra de este nuevo modelo por lo que en los próximos meses no será raro ver en ciudades chinas autobuses eléctricos como estructura vital del transporte público de la ciudad.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.