Actualización 29 de marzo

La información sobre la captura de Tataouine ha sido desmentida tras las informaciones recogidas en muchos medios de todo el mundo, entre los cuales Hipertextual formó parte. Pedimos disculpas por el error.

Artículo original

El ejército yihadista del Estado Islámico ha conquistado la región de Tataouine, en Túnez, donde George Lucas dio forma al remoto planeta Tatooine, el hogar de Luke Skywalker en Star Wars. Una información emitida por la CNN y cubierta por The Guardian, que asegura que los extremistas están cruzando la zona para viajar hacia el centro del país o para atravesar la frontera con Libia, a tan sólo 60 kilómetros de distancia. De hecho, este mes se hallaron dos depósitos de armas escondidos entre las ruinas de las construcciones, incluyendo varios lanzagranadas propulsados por cohetes y más de 20.000 cartuchos de munición. Una situación que ha obligado al gobierno tunecino a militarizar el mítico poblado y crear una barrera de contención fuertemente armada para resistir el empuje de los yihadistas.

Tataouine es en realidad una de las 24 gobernaciones en la que está dividida la República de Túnez, una zona desértica que fue elegida para construir el hogar de Luke Skywalker y que durante décadas fue visitada por turistas y fans de la saga. Aunque, como curiosidad, la intención inicial era denominar al planeta Utapau. Así lo recogían los primeros esbozos de Star Wars: Una Nueva Esperanza.

Ante la difícil situación, los gobiernos occidentales han advertido a la ciudadanía de no viajar a la zona. Ahora sólo queda esperar y mantener la esperanza de que las ruinas de Tatatoine sobrevivan a la barbarie de los extremistas.

Parte de la historia de Star Wars

Túnez es, sin duda, el país donde se han rodado más escenas exteriores de la saga. Entre los emplazamientos más destacados están las casas de Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi, el puerto espacial de Mos Espa, con las calles de la ciudad, el café de Sebulba o la tienda de Watto.

Tatooine. Fuente: Rebelscum
Tatooine. Fuente: Rebelscum

Se trata de escenarios repartidos por el inmenso desierto tunecino y que fueron abandonados a su suerte tras los rodajes de las películas. Pero los nativos pronto sacaron provecho y organizaron tours no oficiales a través de las localizaciones y que han atraído a miles de visitantes durante años.