Project Loon es uno de los proyectos más interesantes de Google por la intención de llevar internet a países emergentes que carecen de infraestructuras de telecomunicaciones, y que por cierto, está dando bastante de qué hablar con las operadoras. La primera prueba, y quizás una de las más complejas por las distancias recorridas por el globo de Google, ha conseguido llevar LTE de pruebas a territorio chileno y australiano (no al mismo tiempo, por supuesto).

El primer globo, lanzado desde Nueva Zelanda con un viaje de más de 9000 kilómetros por el Océano Pacífico hasta Chile, ha desplegado de forma muy satisfactoria red LTE aérea. ¿Y como ha sido capaz de llevar acabo este cometido? Una vez en espacio aéreo chileno, los ingenieros de Google ordenaron al globo disminuir su altitud y su velocidad hasta los 80 kilómetros por hora para que el equipo en tierra pudiera comprobar si sus teléfonos eran capaces de conectarse a la red LTE desplegada desde el globo. ¿El resultado? Conexión satisfactoria para esta primera prueba.

Tras el éxito de Chile, se ordenó al globo poner marcha hacia Australia en un viaje que duró casi 8 días para repetir esa prueba. De momento, y a pesar de que se trata de una fase muy temprana del proyecto, los ingenieros de la compañía han conseguido solventar los problemas principales del viaje (golpes de viento, calculo de la trayectoria en tiempo real...) durante este experimento en el Pacífico.

Aún le queda mucho camino por recorrer a Project Loon, pero desde luego se trata de un primer paso muy importarte que en el futuro permitirá desplegar LTE en cualquier región del mundo sin necesidad de infraestructura de telecomunicaciones.