En Android 4.1 Jelly Bean, Google dio el que hasta la fecha probablemente es el paso más grande que ha vivido la plataforma en cuanto a fluidez. Con el lanzamiento del famoso Project Butter, la compañía de Mountain View asumía que las anteriores versiones de Android tenían carencias en ese sentido, tanto en apps del sistema como en apps de terceros. Viéndolo con perspectiva, fue algo que ayudó bastante a Android, y aunque no fue implementado por todos los fabricantes por igual, los poseedores de un Galaxy Nexus sí que pudieron experimentar la mejoría.

Investigando un poco, descubrí que en Jelly Bean 4.3 Google lanzó una herramienta de desarrollador para cuantificar los frames por segundo a los que la GPU dibuja la interfaz. Para obtener 60fps, cada 16ms se debe generar un frame. Y eso es lo que mide esta herramienta. Si sobrepasa la línea verde, significa que hay una caída de frames, siendo algo percibible por el usuario.

Creo que el problema está algo más relacionado con las nuevas animaciones y transparencias que introduce Material Design que Lollipop en sí, por lo que pensé que sería reproducible en Kit Kat. He hecho la prueba en mi OnePlus One con 4.4.4 y estos son los resultados comparando la nueva app de calendario y la antigua:

IMG_0302.JPG

Como se ve, usando la misma vista, el caso de la app Holo es mucho mejor que el caso de la aplicación con Material Design, donde tras hacer algo de scroll se perciben bruscas caídas de frames. En el caso del Moto E 2015, ocurre lo mismo, y se trata de un dispositivo recién lanzado, que teóricamente debería rendir mejor mejor que cualquier otro Motorola exceptuando los Moto X.

material design lollipop

Mi impresión es que tras afinar Holo y alcanzar un gran nivel con Kit Kat, Lollipop y Material Design vuelve a ser una combinación en la que Google debe trabajar muy duro. No es normal que el Moto E 2015 sea más lento y menos fluido que otro terminal del año pasado con Kit Kat AOSP con un procesador inferior. Aquí tenéis más ejemplos de cómo funcionan las apps propias de Google. También os recuerdo el análisis que hicimos de cómo las apps de Material Design aprovechaban la interfaz.