Quienes me conocen saben que me encantan este tipo de proyectos. Allá por el 2012, creamos con un amigo One Tweet Apps, una iniciativa en la que nos proponíamos desarrollar bots de Twitter para “hacer cosas con tweets” (el slogan era una referencia a la obra del genial lingüista J. L. Austin en How to do things with words). Como sea, el proyecto quedó en standby y con el tiempo venció el dominio, Facebook compró Face.com para después dar de baja la API que usábamos en algunos de los bots, etc. Pero lo que se mantuvo firme fue mi fijación con los bots.

@LowPolyBot es uno de los bots de Twitter que más me gustan. El funcionamiento es sencillo: deberemos hacerle una mención a la cuenta y subir una imagen al tweet (sólo funciona con imágenes embebidas en el tweet). Utilizando algunos hashtags, podremos pasarle distintos parámetros a la hora de la conversión (les recomiendo leer la lista de hashtags completa e ir probando). ¿Y después? Después queda esperar a que el bot nos responda (todo buen bot está programado para no superar los límites que impone Twitter respecto a las consultas a su API).

Recuerden que si dejan categorías sin definir en el tweet, el bot asignará hashtags al azar para completar la conversión de la imagen.

Los dejo con un experimento que hice a partir de una imagen de Frank R. Paul (uno de mis artistas pulp preferidos) y los tweets que intercambié con el bot (el efecto de textura lo conseguí utilizando el hashtag #grain):

👇 Más en Hipertextual