El ya ultra rápido Tesla Model S P85D, un sedan con un super motor de 515 kW (700 cv), lo será aún más según el CEO de Tesla, Elon Musk. Lo impresionante es que el cambio no necesitará que se realice ninguna operación física en el coche, la mejora llegará por una actualización de software via OTA.

Impresionante. Gracias a una mejora en el algoritmo, del que no conocemos detalles, se puede aumentar la eficiencia del motor y proveer a sus conductores de una mejora real en el rendimiento del super deportivo.

Para los que no conozcáis este huracán de la carretera, el Tesla Model S P85D, podéis conocer sus virtudes con este vídeo en el que personas que desconocen lo que es capaz de hacer sienten en sus carnes la brutal aceleración en su modo "insane":

Según el reporte oficial el P85D pasa de 0 a 60mph (96.56 km/h) en 3.2s, que gracias a la actualización de software serán 3.1s. Estamos viviendo una nueva era en la automación, donde la eficiencia con la que se trata el software que manejará los elementos del motor y su diseño aerodinámico serán incluso más importante que su potencia brutal.

Es otro más de los ejemplos del gran trabajo que está realizando Tesla por hacer sus coches una alternativa cada vez más real a los tradicionales. Que nos manden una actualización OTA que mejore el rendimiento de nuestro smartphone es genial, que Tesla aumente el rendimiento del motor de su coche más rápido es casi ciencia ficción.