El comercio electrónico desde el móvil ya ha dejado de ser el futuro para convertirse en el presente. Y es que por primera vez en la historia más personas utilizaron el móvil para navegar por sitios de comercio electrónico que desde otro tipo de dispositivos; por lo que la cifra de usuarios que navegaron a través de tiendas online desde el móvil ya ha alcanzado el 50,3%. Estos datos se han extraído de más de 100.000 sitios de comercio electrónico que utilizan la plataforma Shopify, reflejando que el 40,3% de los usuario provienen de un teléfono móvil, un 10% de las tablets y el 49,7% restante lo hace desde un ordenador.

En este sentido, parece que el aumento del uso del móvil en el comercio electrónico está motivado principalmente por la tendencia general de los usuarios de compartir artículos de compra a través de las redes sociales, postulándose estas como un canal muy importante en términos de marketing online. En este sentido, mientras que Facebook representó menos del 5% del tráfico a los sitios de comercio electrónico en el escritorio, ese número crecía hasta el 7% cuando se navega desde un terminal móvil.

Por otro lado, el más perjudicado parece ser Google, puesto que su tráfico en el escritorio supone un 18% del total del comercio online, esta cifra cae hasta el 12% en los dispositivos móviles. Otra tendencia que parece representar el estudio de Shopify es que las compras y la navegación desde ordenadores tradicionales está más enfocada a productos más básicos, mientras que las realizadas desde dispositivos móviles son para las compras más espontáneas y basados ​​en el descubrimiento, en las que el componente social tiene un gran impacto.

No obstante la tendencia más importante que ha puesto de relieve el crecimiento del móvil en el comercio electrónico es sin duda la navegación constante que se realiza desde ellos. Mientras que el período de navegación en sitios de comercio electrónico desde el ordenador se realiza básicamente entre semana -seguramente coincidiendo con el horario laboral- desde el dispositivo móvil se extiende, además, durante el fin de semana.

Con estos datos en la mano parece que la gente ha dejado de ir de compras para estar siempre de compras.