Carlos Slim, el magnate de las comunicaciones, y dueño de la operadora más grande de México, América Móvil, ha entrado en el accionariado de Yoigo, el cuarto gran operador móvil español, según cuenta el periodista español Ignacio del Castillo en su blog. Lo cierto es que se trata de una operación bastante enrevesada y nada directa, ya que Carlos Slim no ha adquirido directamente acciones de Yoigo, sino de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) a través de una filial de Inmobiliaria Carso. Slim se hace así con el 25,6% de FCC, que a su vez tiene un 3% de Yoigo (el resto lo tienen TeliaSonera, 76,6%, y ACS, que cuenta con un 17%).

El movimiento supone la entrada de Carlos Slim en un mercado que hasta ahora se le ha había negado, según ha afirmado alguna vez el magnate mexicano. Aunque podría tratarse de una coincidencia, lo cual sería muy extraño, lo cierto es que Yoigo parece la opción más realista para que Slim entre en el mercado español, debido al mal momento que atraviesa TeliaSonera, que pretende vender Yoigo cuanto antes a alguna gran operadora, como Orange, Jazztel o Vodafone, aunque según parece, las negociaciones no avanzan por buen camino. Lo que si sabemos desde hace tiempo, y cada vez con mayor certeza, es la necesidad que tiene Carlos Slim de expandirse, debido a la nueva regulación de la IFT que entró en vigor en México, mediante la cuál América Móvil estaba obligada a abandonar su puesto de preponderancia.

La entrada de Carlos Slim en España tiene, a parte de mucha relevancia nominal, algunas consecuencias personales, ya que aquí se encuentra el núcleo de Telefónica, el gran rival de América Móvil en Latinoamérica. Con la llegada al mercado español, Slim podría estar pensando una estrategia para conseguir reducir la cuota de mercado y el ebitda del grupo español. Como dice Ignacio del Castillo, conseguir reducir el beneficio de Teléfonica supondría hacerle perder capacidad de inversión en nuevas redes, con lo que la partida en Latinoamérica podría decantarse más a su favor. Tendremos que esperar para ver qué implica finalmente la llegada de Carlos Slim a España, y si finalmente el movimiento se materializa de forma directa.