playstation 4 vs xbox one 2

Dos días, y lo más grave, con el día de Navidad de por medio. Los servicios online de las dos consolas más populares, Xbox y PlayStation, llevan dos días caídos por supuestos ataques de denegación de servicio. Aunque en estos momentos se desconoce quién o qué grupo está detrás de los ataques con certeza, todo apunto a un grupo conocido como *Lizard Squad*. Lo más grave del asunto es que la caída del servicio y el ataque se ha producido uno de los días en los que más consolas llegan a las casas de los usuarios, puesto que si se ha cumplido lo de años anteriores, la Xbox One y la PlayStation 4 han sido uno de los regalos estrella de esta Navidad.

En estos momentos, toda la infraestructura de Playstation Network está caída, incluso la web que indica el estado del sistema, mientras que el estado de Xbox Live muestra que los servicios básicos de la plataforma están caídos (entre los que se incluye todos los asociados al juego online) y los de terceros, como los canales de TV y los servicio de streaming, siguen funcionando sin problemas.

Según apuntan diversas fuentes, el grupo *Lizard Squad* estaría detrás del ataque, o al menos así lo parece después de una bizarra conversación entre Kim Dotcom, el polémico creador de Megaupload, y el grupo, en la que Kim pide a los atacantes que si paran el ataque les regalará una cuenta de por vida en MEGA, siempre y cuando no vuelvan a atacar. Lo cierto es que a pesar de esta extraña conversación, ambos servicio siguen caídos en casi todas las regiones:

De momento se desconoce cuando volverán a estar en funcionamiento los servicios de ambas plataformas, pero se espera que vuevlven a lo largo del día de hoy para aprovechar el fin de semana. Si algo ha demostrado este ataque es que la dos compañías de consolas más importantes del mercado siguen sin dar una respuesta contundente para detener estos ataques, algo inaceptable cuando son un servicio de pago que hay que abonar de forma mensual o anual y que, cuando no es por mantenimiento es por ataque, no funcionan ni mucho menos como prometían, sobre todo en el caso de Sony, pues los problemas de su servicio de juego online son más constantes que puntuales.