En medio de la tormenta de estos últimos meses sobre el sexismo en la industria del videojuego, que ha tenido su máximo exponente con el #gamergate, algunos países se están planteando de forma muy seria cambiar la calificación de los videojuegos -entre otros, el famosos PEGI Europeo- para añadir una nueva clasificación además a la de por edades: la etiqueta de sexismo o sexista para aquellos casos en los que los calificadores consideren que el juego tiene fuerte contenido sexista.

A pesar de que todas las medidas que protejan al consumidor y adviertan al mismo sobre el contenido del juego son bienvenidas, no entiendo muy bien cómo se va a llevar esto acabo, puesto que Bechdel no es del todo suficiente para estos casos. No porque me parezca mal la medida, a pesar de que sea algo alarmista, sino en el sentido de cómo y quién va calificar el sexismo en un juego y sobre qué parámetros. El problema aquí no es que se intente calificar un juego cómo sexista, sino delimitar unos parámetros universales que puedan ser de aplicación general en el territorio comunitario -pues recordemos que Suecia es un estado miembro desde 1995-.

Tal como está planteada la medida, el plan es tomar un enfoque similar al del Test de Bechdel para examinar si a las mujeres se les da un trato justo en los videojuegos. Ahora se están vertiendo todo clase de voces críticas por la medida, pero lo cierto es que tal como está en ambiente entre los jugadores y la crítica sobre los videojuegos, puede que este tipo de calificaciones ayuden a los desarrolladores a dotar de más pluralismo a sus personajes e historias, puesto que a pesar de que efectivamente hay protagonistas mujeres en los videojuegos, en algunos casos la imagen de estas heroínas es bastante sexista.

Veremos si esta propuesta sale adelante, puesto que hay posibilidades que dentro de poco tengamos al lado la etiqueta PEGI el logo de 'sexism' en la portada de nuestro juego favorito.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.