Google Wallet, lanzado en 2011, nunca ha tenido un gran éxito durante su larga vida. Pero algo ha cambiado, en los dos últimos meses el servicio ha aumentado, según las fuentes de Arstechnica, el número de transacciones semanales en un 50%, y hay en doble de usuarios nuevos en el último mes en comparación al anterior. ¿Coincidencia?, no lo creo.

Aunque Apple Pay esté teniendo bastantes trabas, ya que los negocios quieren recopilar información de sus consumidores, está claro que ha sido la punta de lanza de este tipo de pagos que han crecido tanto en popularidad. Apple reportó que en los 3 primeros días tras el lanzamiento de Apple Pay más de un millón de tarjetas fueron activadas. Este éxito parece que ha sido el incentivo para que los usuarios de Android usaran la posibilidad que ofrece Google en sus pagos, la cual es casi idéntica en el funcionamiento.

Google llegó primero, pero Apple llegó mejorGoogle fue de los primeros, pero seamos sinceros, la mayoría de los usuarios de terminales Android con chips NFC desconocían Google Wallet, y la implementación en muchísimos negocios era nula. Apple no ha sido la primera, pero sí que ha sido la que mejor ha publicitado el servicio y no sólo les beneficiará a ellos, está beneficiando a las alternativas dando el sistema a conocer.

Tras el debut de Apple Pay, CVS y Ride Aid, dos farmacéuticas que disponían de soporte para pagos NFC vía Google Wallet y las tarjetas contact-less, detuvieron el soporte y posibilidad de pagar con Apple Pay y Google Wallet de la noche al día ofreciendo sólo servicio a CurretC. Estos pagos usan un QR Code enviado al teléfono del cliente para verificar su compra y ayudar a los comercios a evadir la comisión que imponen las tarjetas de crédito.

La decisión, como cabría de esperar, no sentó nada bien a los usuarios de Google Wallet, los cuales podían pagar desde hace años mediante NFC en sus tiendas. Según Re/Code, el CEO de MCX Dekkers Davidson, aseguró que la decisión se tomó para dar un "respiro" a CurrentC, y que los comercios que decidieron entrar en el acuerdo restablecerán la posibilidad de pagar con Apple Pay y Google Wallet en unos meses. Un sin sentido, que beneficia a corto plazo a los comercios, pero que pronto tendrán que recular debido a que la gran mayoría de clientes con un smartphone querrán pagar con sus capacidades nativas de pago.

Apple Pay ha sido el paso definitivo para que en un futuro no muy lejano podamos pagar en la mayoría de establecimientos de una forma rápida y segura con nuestro smartphones independientemente del fabricante o sistema operativo del smartphone. Algo que es una buena noticia para todos los consumidores.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.