KLM Royal Dutch es la aerolínea más grande e importante de Holanda, y hace algunos meses retiraron de su flota el último avión modelo MD-11. Este, despegó de la pista para recorrer el mundo nada menos que 3.675 veces, según informan desde KLM, por lo que ya era hora de su merecido descanso.

Pero más que descansar, el avión ha mutado para seguir brindando turismo al público. Entre KLM y Airbnb, el gigante de los alquileres inmuebles y del turismo por internet, han transformado el MD-11 en un impresionante hotel, que pronto abrirá al público.

El avión que ahora es un hotel está estacionado a pocos minutos del aeropuerto de Schiphol en Amsterdam, Holanda, y consta de nada menos de un gran espacio, dado que más que una habitación, ofrece una especie de apartamento impresionante, que incluye un dormitorio principal muy espacioso, dos camas individuales, siete cuartos de baño, estudio, sala de estar, cocinas y hasta una sala de cine, todo para los afortunados huéspedes que albergue.

Es increíble lo que han hecho con este avión jubilado, transformando todo su interior que llevó a docenas de miles de personas en todos sus años de servicio en el aire, en un lugar espacioso, casi una casa de lujo, en la que podrán residir algunos afortunados turistas por temporadas. No solo eso, Airbnb está ofreciendo en un concurso la posibilidad de ganar una estadía en el hotel, y para participar solo tienes que decirles por qué tu deberías quedarte en él.

A continuación, admira todas las fotografías del interior de este maravilloso "Avión-Hotel", cortesía de Airbnb.