Cuando Microsoft lanzó al mercado Windows 8 hace ya dos años, lo hizo con la intención de revolucionar su sistema operativo, de cambiar la forma en la que interactuamos con nuestro computador, especialmente en esta época en la que las pantallas táctiles parecían ser el factor omnipresente en el ecosistema informático. Ballmer y Sinofsky también querían estar presentes allí, pero el resultado no fue el esperado.

Windows 9 promete ser la apuesta definitiva para el futuro del ecosistema WindowsAunque siempre defenderé a Windows 8 como una apuesta arriesgada pero certera, la realidad es que el cambio o salto entre Win7 y Win8 parece haber sido demasiado drástico, radical, y el público sencillamente lo rechazó. Ciertamente, no puedes dejar de lado al teclado y al ratón de un día para otro, allí el fallo de Microsoft, además de lo confuso que es moverse entre dos interfaces, la de "Metro" (o Modern UI) y el escritorio tradicional.

Por eso, desde entonces hemos visto a Microsoft redimirse y cada vez dar más giros de 180 grados en las características de su sistema operativo. Con Windows 8.1 trajo de vuelta algunos factores como el Botón de Inicio que tantos parecían extrañar, pero con Windows 9 el salto será más radical.

Y así, Windows 9 podría ser la apuesta definitiva para el futuro del ecosistema Microsoft, y a un día de su presentación, promete mucho más de lo esperado. Esto es todo lo que esperamos de la nueva versión de Windows.

El regreso del Menú de Inicio

Microsoft con Windows 8 se convirtió en un ente un poco homicida. Mató al menú de inicio, mató al botón de inicio, mató todo lo que se llamara inicio, y muchos lo extrañan. Bromas aparte, Windows 9 traerá un renovado menú de inicio en el que podremos ver no solo el acceso a las carpetas y algunos rincones del sistema como siempre se ha podido, sino que también tendremos una especie de acceso directo a algunas aplicaciones con el mismo y atractivo diseño de Modern UI.

windows 9

Así, finalmente no será necesario ir al Dashboard de aplicaciones para poder iniciar una nueva, sino que tendremos las más utilizadas (o quizás haya manera de personalizar las que deseemos ver en el menú inicio) a la disposición de un solo click con el cursor, en la misma esquina inferior izquierda de siempre. Muy útil para los usuarios más nostálgicos y tradicionales.

Bienvenida, Cortana

Otra de las grandes novedades que incorporará Windows 9 es la llegada de Cortana, el asistente virtual inteligente que llegó primero para Windows Phone y que parece dará el salto al escritorio, finalmente. Cortana, que toma su nombre de la inteligencia artificial presente en la mítica saga de videojuegos Halo, hará la vida del usuario más sencilla al permitirle dar órdenes y hacer consultas solamente con el uso de su voz.

Microsoft

Aunque seguramente Cortana primero estará disponible en inglés y solamente para algunos territorios, esperamos una rápida expansión por el resto del mundo (aunque no confío mucho en ello, dado que en Windows Phone su expansión ha sido casi nula hasta ahora). El asistente inteligente en Windows 9 permitirá lanzar aplicaciones, realizar consultas, buscar información y dependiendo de cómo sea integrado en las aplicaciones de tercero, permitiría muchas cosas más. Todo esto en camino a ese "un solo Windows" que plantea Satya Nadella.

Adiós a la Barra Charms

Otra de las víctimas que tomará Windows 9 con su llegada es la Barra Charms, quizás una de las funciones más incomprendidas y confusas que llegaron con Windows 8 (quizás no, es así). Esta barra aparece hasta la versión actual de Win8.1 solo cuando ubicamos el cursor del ratón en la esquina inferior derecha, o deslizamos un dedo del exterior derecho de la pantalla hacia adentro, y cuenta con varias posibilidades.

barra lateral

Desde un acceso directo a la configuración del PC (la nueva, no la tradicional en Panel de Control que también sigue presente), hasta conectar a una red, buscar en el PC y apagar o reiniciar el ordenador, entre varias más. La barra charms supuso una gran confusión para muchísimos usuario, y la verdad es que la despedimos con gusto.

Integración definitiva

Windows 9 promete corregir varios problemas que trajo Windows 8, especialmente en lo que se refiere al uso tradicional. Es decir, nos olvidaremos de las dificultades que supuso el salto desde Windows 7 a los usuarios de ratón y teclado; ya no será necesario de contar con una pantalla táctil para poder disfrutar al máximo del sistema, y Microsoft también espera conseguir lo que buscaba desde la anterior versión: integración completa entre Modern UI y el escritorio.

Dentro de pocas horas estaremos conociendo lo que prepara Satya Nadella y su equipo para el futuro del ecosistema Windows en el escritorio y en tablets para uso casual o profesional, como las Surface de la casa. Finalmente, algunos rumores prometen que la actualización a Windows 9 desde Windows 8.1 sería gratuita.