Ayer saltó la bomba. Numerosas fotos de famosas fueron robadas (supuestamente de los servidores de iCloud) por un atacante, el cual comenzó a publicarlas en 4chan a cambio de donaciones de bitcoins. Algunas de ellas fueron confirmadas como falsas con el paso de las horas, pero otras, como las de Jennifer Lawrence, no han tenido tanta suerte. Es por esto por lo que, como medida de protección y para evitar una mayor difusión de estas imágenes, Twitter está suspendiendo todas las cuentas de su red social que hayan publicado o estén publicando algunas de estas imágenes de la actriz.

El hacker afirma tener en su poder unas sesenta imágenes de Jennifer Lawrence en posiciones comprometidas, al igual que de otras cien actrices y famosas de primer nivel (como Rihanna, Selena Gomez y muchas más). Sin duda, se trata de uno de los mayores escándalos de los últimos años en el mundo de las celebrities.
Jennifer Lawrence ha confirmado oficialmente el ataque de este hacker
Aún no ha quedado totalmente claro cómo ha logrado obtener las imágenes este hacker. En 4chan se habla de un ataque al servicio iCloud de Apple, y esa es la teoría que se ha mantenido durante las últimas horas. No obstante, no ha sido confirmada por ninguna parte (ni siquiera por Apple), por lo que es muy probable que el origen de estas fotografías sea totalmente distinto al que se viene hablando en las últimas horas.

La medida que ha tomado Twitter para frenar la expansión y difusión de estas imágenes filtradas es realmente acertada, aunque muy probablemente, no surtirá demasiado efecto, pues existen otras vías alternativas por las que compartir este tipo de informaciones (foros, correos electrónicos... etc.). Esto nos enseña dos lecciones que podemos aplicar a nuestra propia vida (aunque no seamos famosos): nuestros datos en la nube nunca están 100% seguros y la seguridad en internet es algo que debemos tomar mucho más en serio de lo que creemos.