Sumando los que hubo en el pasado y los actuales, el número de escritores resultante es enorme. Podría ser cuantificado, pero sería perder un tiempo demasiado valioso que se podría invertir en su lugar para leer sus obras. Sin embargo, de todos estos escritores, pocos alcanzan una notoriedad internacional y a lo largo de su carrera e incluso después de fallecer. De estos, aún menos llegan a tener apodos por su gran habilidad a la hora de escribir, y precisamente hoy queremos hacer un homenaje recordando las mejores novelas de Agatha Christie, considerada por la gran mayoría como una de las mejores escritoras de la historia, alcanzando el apelativo de "la Reina del Crimen", por sus novelas genialmente escritas y electrizantes de principio a fin.

Diez negritos

Una de las novelas más famosas de Christie, en la que diez personas reciben una invitación para pasar unas vacaciones en la ficticia Isla del Negro, situada en la región de Devon. La invitación es sumamente atractiva, ya que se trata de una pequeña isla en la que solo existe una hermosa y gran mansión que fue construida por un millonario que luego la vendió y nadie sabe quién es el actual dueño. A cada uno de los invitados les llega la invitación por carta, firmada por una persona que dice haberlos conocido en el pasado y todos aceptan la invitación, ya que la persona que los invita describe detalladamente el lugar y las circunstancias en que los conoció por lo que llegan a la isla el día señalado, y descubren que sus anfitriones no se encuentran allí pero serán atendidos por los sirvientes, el señor y la señora Rogers.

Esa misma noche durante la cena, los invitados observan diez pequeñas figuras de porcelana, diez negritos (uno por invitado), sobre la mesa del comedor. Tras la cena, una grabación les acusa uno por uno de haber sido culpables directa o indirectamente de la muerte de diversas personas en el pasado. Los invitados niegan las acusaciones y alegan que las muertes fueron accidentales y que, aunque quisieron ayudar a las víctimas, no pudieron. Entonces se dan cuenta de que han sido engañados para ir a la isla y no pueden marcharse debido a que el barco, única comunicación con el resto del mundo, no puede llegar debido a la tormenta. Es entonces cuando los invitados empiezan a ser asesinados uno a uno, y cada vez que alguien muere, una de las figuras de los negritos desaparece. Una novela que no podrás dejar de leer y que cuenta con un final espectacular.

Asesinato en el Orient Express

En esta novela veremos uno de los personajes de Christie, el detective belga Hércules Poirot. Tras resolver un importante caso en Siria, Poirot se dispone a volver a Inglaterra en el Orient Express desde Estambul, que en esa época del año, en pleno invierno, suele ir casi vacío, pero en esa ocasión va inusualmente lleno y Poirot sólo consigue una litera gracias a su amigo monsieur Bouc, que es director de la Compagnie Internationale des Wagons-Lits. Cuando un tal Sr. Harris no se presenta, Poirot ocupa su lugar, junto a un joven norteamericano llamado Héctor MacQueen.

Durante la primera noche, y con el tren detenido por culpa de una tormenta de nieve, Poirot oye un fuerte ruido en el compartimento contiguo al suyo. Sin embargo, este ruido no llega más y Poirot no se entera hasta la mañana siguiente que el inquilino del compartimento contiguo, un millonario norteamericano llamado Samuel Ratchett, ha sido asesinado tras recibir múltiples puñaladas. Sin embargo, el caso se complica ya que las pistas y los hechos son muy misteriosos, debido a que algunas puñaladas son muy profundas y otras son sólo simples cortes, y algunas parecen hechas por una persona zurda y otras por una persona diestra.

Un cádaver en la biblioteca

The_Body_in_the_Library

Aunque Poirot ocupó muchas novelas de Christie, no fue el único personaje que protagonizaba las novelas de la escritora inglesa, compartiendo ese honor con Miss Marple, una anciana solterona y solitaria, pero optimista e idealista, además de contar con unas espectaculares dotes detectivescas por lo que resuelve muchos casos que a la Scotland Yard se le resiste. En esta novela, veremos como el merecido descanso del coronel Bantry y de su esposa Dorothy se ve súbitamente interrumpido por una terrible noticia que trae consigo la doncella: han hallado el cadáver de una joven en la biblioteca de la casa. La muchacha muerta es una joven que ha sido estrangulada y que, por las trazas, parece haber sido artista.

De repente, la vida del ex-militar da un vuelco al convertirse en víctima de las habladurías y los cotilleos acerca de si asesinó o no, que ha conmocionado enormemente a toda la comunidad de St. Mary Mead. Su esposa, dispuesta a atajar cualquier duda y a mantener el honor de su familia, decide acudir a su amiga Jane Marple, la cual vive en St. Mary Mead y de la que espera que pueda ayudar a encontrar al auténtico asesino de la joven artista y deducir el por qué. Un argumento que a priori no me convencía demasiado, pero el estilo impecable de Agatha Christie y el misterio hasta el final que rodea a la novela hacen que devores este libro.

El asesinato de Roger Ackroyd

The_Murder_of_Roger_Ackroyd

Otra novela en la que veremos las dotes detectivescas del detective Hércules Poirot. Poirot, tras retirarse para descansar y cultivar calabacines en King's Abbott, un pequeña y sosegada ciudad británica, recibe un nuevo caso que necesita de sus habilidades: la señora Ferrari muere aparentemente víctima de una sobredosis de somníferos y, un año atrás su marido murió de una gastritis aguda, aunque Carolina Sheppard, la hermana del médico del pueblo opina que fue envenenado por su mujer. Además de todo esto, el terrateniente de la villa de la señora Ferrari, Roger Ackroyd, aparece asesinado con una daga tunecina clavada en la espalda.

Es aquí cuando Poirot, amigo del señor Ackroyd empieza a descubrir una serie de mentiras, encubrimientos, infidelidades y asesinatos motivados por celos. La novela cuenta con una forma narrativa muy interesante, ya que está escrita a modo de narración por uno de los habitantes del pueblo, el doctor Sheppard, cuya hermana ha sido mencionada previamente. Si el argumento no te parece demasiado emocionante, dale paciencia por que su final está considerado uno de los más sorprendentes e inesperados de toda la colección de Agatha Christie.

El tren de las 4:50

AgathaChristie_450FromPaddington

Y finalizamos esta serie con las mejores novelas de Agatha Christie con El tren de las 4:50, en el que la principal investigadora del caso será Jane Marple. En esta ocasión, una amiga de la detective, la señora McGillicuddy regresando en tren de su viaje a Londres con sus compras de Navidad, presencia como una mujer rubia está siendo estrangulada en un tren que va paralelo al suyo.

Aunque la policía no cree en la única testigo por no encontrar al cadáver, no quedará aquí la cosa, ya que casualmente la señora McGillicuddy es amiga de Miss Marple, la cual decide ocuparse de averiguar qué es lo que realmente ha pasado con la mujer presuntamente estrangulada, contando con la inestimable ayuda de su amiga ^^Lucy Eyelesbarrow^^, una joven ama de llaves extremadamente inteligente.

Obviamente, esta lista es muy corta si nos queremos referir a la obra completa de Agatha Christie, y me he dejado atrás libros tan buenos como Muerte en el Nilo, Muerte en la vicaría o Un asesinato dormido entre muchas otras. Y tú, ¿tienes alguna novela favorita de la Reina del Crimen?